8 de marzo 2005 - 00:00

El Senado compite ya como centro cultural

Fotografía de Sara Facio, con senos al descubierto (corresponden a Celeste Carballo), en una muestra Inaugurada ayer en el Salón Azul del Senado de la Nación.
Fotografía de Sara Facio, con senos al descubierto (corresponden a Celeste Carballo), en una muestra Inaugurada ayer en el Salón Azul del Senado de la Nación.
Faltos de leyes para debatir -ahora están trabados con el proyecto que modifica el impuesto al gasoil porque se niegan a convalidar un aumento en ese combustible y mayores subsidios para que maneje la Secretaría de Ricardo Jaime-, los senadores han decidido hace tiempo dedicarse a tareas culturales. De todas formas, la incapacidad de generar proyectos propios y que éstos sean autorizados por el gobierno no es su exclusividad. Sucede lo mismo en Diputados, que también sólo aprueban leyes que les pide el Ejecutivo. Pero en la Cámara alta encontraron la manera de mantener activo el Palacio. No por casualidad un reputado diputado peronista suele decir: «Cuando me aburro en mi oficina me voy al Senado, ahí siempre hay algo para divertirse». Esta semana el Senado tiene eventos para todo los gustos. Anoche la araña del Salón Azul -el que cubre la cúpula del Congreso- brilló como nunca para albergar el acto de lanzamiento de las celebraciones por la Semana de la Mujer. Se inauguró allí una exposición de la conocida fotógrafa Sara Facio: la serie Las Hechiceras. Con toda la pompa posible y la presencia de Daniel Scioli y senadores, se descubrieron retratos de Norma Aleandro, Jeanne Moreau, Susana Rinaldi, Magdalena Ruiz Guinazú, Isabel Allende y Olga Orozco, entre otras, mientras Adriana Varela -también homenajeada ayer- amenizaba el encuentro cantando tangos. De todas formas ninguna de esas obras fotográficas despertó más la atención de los senadores que el retrato de Celeste Carballo celebrando orgullosa sus senos al descubierto.

Pero de esas expresiones no pueden compararse a la obsecuencia del gremio legislativo a la hora de organizar eventos como el que se espera hoy, también en el Senado. Los sindicalistas de la casa, le entregarán -embriagados de oficialismo- un premio a Alicia Kirchner como emblema de los festejos de la Semana de la Mujer.

Dejá tu comentario

Te puede interesar