El FMI defiende como "transparente" el crédito que otorgó a Bolivia y el parlamento vetó

Mundo

El organismo afirmó que los 327 millones de dólares otorgados al gobierno de facto en el marco del coronavirus no están sujetos a condiciones. El moralismo lo bloqueó por falta de datos.

El crédito por 327 millones de dólares otorgado a Bolivia por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para enfrentar la pandemia de coronavirus no está sujeto a condiciones, aseguró el jueves el vocero del organismo, destacando que todo el proceso fue "transparente".

Una comisión de la Asamblea Plurinacional (parlamento) de Bolivia controlada por el opositor Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales rechazó el martes un proyecto de ley que daba luz verde al préstamo solicitado por el gobierno de facto de Jeanine Áñez, aduciendo "falta de documentación de respaldo".

En conferencia de prensa, el vocero del FMI, Gerry Rice, destacó que las autoridades bolivianas están tomando medidas para enfrentar la crisis derivada del coronavirus y el FMI está dispuesto a colaborar, como lo hizo con unos 70 países a los que ya concedió fondos de urgencia.

"Estamos tratando de apoyar los esfuerzos de Bolivia para combatir la pandemia. Y lo estamos haciendo a través de nuestro Instrumento de Financiación Rápida (IFR). No hay condicionalidad asociada a eso", aseveró Rice.

"Nuestra asistencia de emergencia está dirigida a apoyar ese esfuerzo y fortalecer el gasto requerido en medidas médicas y de socorro. Ese es el objetivo", subrayó.

https://twitter.com/IMFSpokesperson/status/1273671605831467009

Rice agregó que toda la información del préstamo está publicada en el sitio web del FMI. "Todo es transparente", aseveró.

El directorio ejecutivo del FMI aprobó el 17 de abril una solicitud de asistencia financiera de emergencia de Bolivia de unos 327 millones de dólares bajo el IFR, "para ayudar al país a satisfacer la necesidad de la balanza de pagos derivada del estallido de la pandemia de coronavirus", según informó entonces el organismo.

Bolivia acudió al FMI luego de que el expresidente izquierdista Evo Morales, líder del MAS, eludiera al prestamista multilateral durante sus 14 años de gobierno (2006-2019).

Morales, asilado en Argentina desde diciembre tras el golpe de Estado de noviembre, se refirió al tema el jueves en Twitter en el marco del enfrentamiento del MAS con el gobierno de Áñez, al que acusa de "neoliberal".

https://twitter.com/evoespueblo/status/1273233020737159170

"El FMI condiciona sus créditos a privatizaciones y devaluación de la moneda, ¿cómo pretende el gobierno de facto que la Asamblea Legislativa apruebe un crédito sin contrato, sin conocer condiciones ni garantías de financiamiento exigidas? Su deber es defender intereses del país", dijo.

El coronavirus dejó unos 20.000 infectados y más de 600 muertos en Bolivia según información oficial, pero se espera que el pico llegue en julio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario