Macri sufrió un nuevo corte de teléfono

Política

Mauricio Macri sufrió un corte de teléfono. Uno nuevo. Primero fue Elisa Carrió y la semana pasada hizo lo propio el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz.

El expresidente llamó para reclamar porque estaba cuestionando su presidencia, que no podía hacer esas críticas y la respuesta fue colgar. Reparó la falta de afecto con los posteos en Instagram de comida sana que realiza Juliana Awada y la visita de Horacio Rodríguez Larreta.

El jefe de Gobierno comenzó a visitar provincias y municipios de la costa bonaerense para proyectar su imagen nacional. Larreta busca contener al ingeniero y tenerlo en la mesa, sólo pide que Patricia Bullrich tome distancia de afirmaciones extremistas. El hombre fuerte de la Cámara de Diputados por cambiemos es Cristian Ritondo y en la semana mantendrá una conversación con Macri. Pero qué pasa con su exjefe de Gabinete Marcos Peña.

Algunos quinchos lo colocaron en República Dominicana en tren descanso, para no agitar problemas con apariciones por la costa argentina. El lanzamiento de la fundación Mauricio Macri sorprendió a propios. Pues deja a un costado el think tank Pensar, la misma que sirvió para reclutar a Alberto Abad-“César” y planificar el copamiento de la AFIP para orquestar un plan de persecución. ¿Será que Macri está borrando parte del pasado?

Dejá tu comentario