Evalúan adaptar rompehielos Irízar como buque hospital

Política

A dos días de la conmemoración del 2 de abril, Ushuaia una ciudad emblemática por su proximidad al teatro de operaciones parece revivir aquel momento. Todos los habitantes atrincherados en sus casas. Otra corona, esta vez la del virus que produce la patología Covid-19 obligó como en el resto del territorio nacional al aislamiento preventivo. La escalada de los infectados fueguinos motorizó una iniciativa en el Congreso de la Nación presentada por el senador Pablo Blanco (UCR, Tierra del Fuego); disponer el rompehielos ARA Irízar como buque hospital en la bahía de Ushuaia.

El senador fueguino con el apoyo del bloque de Cambiemos de la Comisión de Defensa, solicitó que se acondicione “de forma urgente” el Irízar como buque hospital y se conforme un “puente naval” para trasladar mercaderías de primera necesidad e insumos médicos indispensables para abastecer a los fueguinos, dada su condición de aislamiento terrestre y aérea. El senador Julio Martínez, exministro de Defensa, adhirió al proyecto. “La presencia del Irízar es un apoyo moral importante además de su prestación médica a una ciudad que conoce el buque como de la familia por sus entradas en las campañas antárticas. En otra dimensión claro, es lo que está haciendo el navío Confort de la marina estadounidense en Nueva York, la ciudad más afectada, recibir pacientes que requieren cuidados intensivos no relacionados con el virus para permitir de esta forma que los hospitales se centren en los enfermos de Covid-19”, dijo el senador a este diario.

El ministerio de Salud de la Nación incluyó ayer a Ushuaia dentro de las zonas de circulación local de Covid-19; -32 casos positivos detectados-; junto a la Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Chaco y la ciudad de Alta Gracia. El escenario de circulación local del virus hace presumir que se necesitará más infraestructura hospitalaria y equipos de respiración para atender a los contagiados ante la progresión de la epidemia en la capital fueguina. La presión en las decisiones de los actores de la política asemeja la que viven los líderes militares en una guerra, ¿cuántos body bags (bolsa de cadáver) soportará el sistema antes del rechazo de la sociedad?

Sería la segunda vez que el rompehielos adapta su interior con el propósito de aumentar la capacidad de atención médica. La Armada modificó dos buques para funciones de hospital durante la guerra de Malvinas, el rompehielos Irízar y el buque polar Bahía Paraíso. En una semana de trabajo en talleres de la Base Naval de Puerto Belgrano, las naves se refaccionaron en su interior con el asesoramiento de los médicos del Hospital Naval de Puerto Belgrano. Se convirtieron en unidades hospitalarias con cientos de camas, sala de recepción y clasificación de pacientes (triage), quirófanos, laboratorios, salas de rayos X y de yesos con cobertura específica de cirugía, traumatología, bioquímica y farmacia, clínica médica, quemados y otras vinculadas con heridas y traumas típicos de un combate. Claro, la premura regía el alistamiento ante la inminencia del conflicto armado con Gran Bretaña. Espejo de aquellos preparativos, el alto mando naval evalúa por ahora en el papel la opción de despliegue del Irízar a requerimiento del Comandante Operacional del Estado Mayor Conjunto, general de brigada, Martín Deimundo Escobal, responsable de la planificación y despliegue en el país de todos los medios militares y de sanidad y según los disponga el Poder Ejecutivo.

Por diseño de los sistemas de ventilación interna, el buque no podría albergar enfermos con patologías de alto contagio tal como Covid-19. Para el caso de la pandemia la cúpula de la Armada analiza la factibilidad de usarlo como alivio de las instalaciones hospitalarias de Ushuaia. Disponer de atención y camas para recibir los pacientes de otras dolencias en tratamiento actual de modo de liberar espacio en los hospitales de la provincia para que éstos puedan ocuparse de los casos positivos de coronavirus. La Armada acondicionó más de un centenar de camas en instalaciones de la Base Naval de Ushuaia y prevé utilizar el Hospital Naval ubicado dentro de ésa instalación en coordinación con el Hospital Regional de la ciudad fueguina para aliviar la demanda de internaciones si las capacidades locales se ven superadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario