La antorcha como Evita: no se sabe dónde está

Política

La antorcha olímpica se escondió ayer en Buenos Aires y el gobierno está atento hoy a los disturbios que teme puedan ocurrir cuando la llama inicie su periplo por las calles porteñas. También hará lo propio, en una contramarcha, la Antorcha de los Derechos Humanos, que llegará alrededor del mediodía y concentrará a distintas organizaciones en torno al Obelisco porteño con la consigna «Marcha de Buenos Aires por el verdadero espíritu olímpico y la dignidad humana».

El gobierno de China recomendó al argentino que no descuidara detalles a pesar de la promesa de los sectores protibetanos de manifestarse pacíficamente.

Ayer, la llegada a Ezeiza de la delegación que trajo la tea para reservarla en un lugar «secreto» hasta hoy estuvo acompañada de un agresivo operativo de seguridad, que impidió que los funcionarios del Gobierno de Mauricio Macri recibieran a los visitantes.

Es que el gobierno chino, a través de su embajada en la Argentina, viene alertando tanto a Macri como al gobierno nacional sobre sus temores.

Al tal punto los funcionarios extranjeros insistieron con la hipótesis de disturbios que Macri cambió el protocolo para hoy. No estará en el cierre de la recorrida de la antorcha, como se anunció en un principio, sino que sólo participará del inicio del trayecto en la Costanera Sur, a menos que todo termine pacíficamente y pueda posar en un escenario festivo.

El miércoles, representantes de la embajada china conversaron por casi dos horas con el canciller Jorge Taiana. Le explicaron lo mismo que el día anterior le habían dicho a Macri en una carta: que para ellos es muy importante el acontecimiento y que no descuiden el accionar de los grupos del Falun Gong.

Son considerados una secta y suelen manifestarse en distintos puntos del mundo contra la política en China, donde el Partido Comunista los proscribió.

Los practicantes del Falun Gong también suelen armar carpas de protesta, y aunque en la Argentina el grupo no es numeroso, se esperaba la llegada de adherentes de Montevideo. En China fueron declarados oficialmente como supersticiosos y en Buenos Aires se agrupan en la organización Falun Dafa, para difundir la antigua práctica de ejercicios y meditación bajo los principios de Zhen-Shan-Ren (Verdad, Benevolencia, Tolerancia) del universo.

Habrá así una contramarcha, que Macri no pudo desautorizar. El jefe de Gobierno pidió que la Secretaría de Derechos Humanos, que conduce el ex kirchnerista Helio Rebot, le dé su opinión. Pero el funcionario, quien justamente ayer se reunió con comunidades extranjeras para facilitarles el voto en elecciones locales, aseguró que no se podía negar el permiso.

Esa manifestación comenzará alrededor del Obelisco unas horas antes de que se anuncie la largada del símbolo de los Juegos Olímpicos en la Costanera Sur. Se trasladará hacia la Casa Rosada, donde los organizadores tienen previsto ser recibidos al mediodía por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde.

Ayer, la antorcha de los Juegos Olímpicos arribó al Aeropuerto Internacional de Ezeiza y luego de un breve acto fue trasladada hacia el lugar secreto.

Efectivos de la Policía Federal y de la Policía Aeroportuaria aislaron un ala del aeropuerto para el arribo de la antorcha, que recorrerá hoy la Ciudad de Buenos Aires, y acompañaron el traslado de los representantes diplomáticos chinos.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispuso un estricto operativo de seguridad para hoy, que contará con 1.200 policías, 1.500 efectivos de la Prefectura Naval y 3.000 colaboradores, además de la interrupción del tránsito en distintos puntos de la Ciudad por los que pasarán los deportistas, que se extenderá desde el mediodía hasta las cinco de la tarde.

A la vez, los funcionarios del Gobierno porteño recorrieron todas las instalaciones y lugares que atravesará la marcha y mantenían anoche un estado de alerta sobre las medidas de seguridad.

Anoche, el Gobierno porteño no tenía confirmada la llegada de Diego Maradona para iniciar el recorrido.

Dejá tu comentario