Detuvieron a Paul Schafer, líder de la Colonia Dignidad

Portada Principal

El ex represor chileno Paul Schaefer, nazi de origen alemán, de 84 años, fue detenido hoy en la localidad bonaerense de Tortuguitas por personal de Interpol de la Policía Federal Argentina, confirmaron fuentes del Ministerio del Interior.

El embajador de Chile en Buenos Aires, Luis Maira, dijo hoy que su gobierno espera "la expulsión administrativa" inmediata del ex represor de origen alemán, prófugo de la Justicia chilena desde 1996 y alojado desde esta tarde en la Superintendencia de Investigaciones, en la Capital Federal.

El arresto de Schaefer se concretó a las 15.30 en el barrio cerrado Las Acacias, en el norte del Gran Buenos Aires, su refugio tras escapar de Chile, donde condujo durante la dictadura de Augusto Pinochet un campo de concentración en Colonia Dignidad, en el centro-sur del país.

El juez chileno Joaquín Billard pidió el arresto del ex represor por cargos en más de 20 casos de "pedofilia, abuso deshonesto y violación".

Sobre Schaefer pesa además una orden internacional de captura por desaparición de personas durante la dictadura de Pinochet en Chile (1973-90).

Maira dijo que, por las características del caso, el gobierno del presidente chileno, Ricardo Lagos, espera "la
expulsión administrativa, que puede ser de adopción inmediata para las autoridades argentinas" y menos engorrosa que un proceso de extradición.

"Chile lleva 11 años tratando de enjuiciar a este prófugo y el interés de la sociedad, la justicia y el gobierno de Chile es que cuanto antes sea colocado a disposición", expresó el diplomático tras recibir detalles de la detención de parte del ministro del Interior, Aníbal Fernández.

"Es un caso de enorme impacto e importancia para la opinión pública y para la Justicia chilena, pero no hemos pedido formalmente nada al gobierno argentino porque somos respetuosos de las autoridades", explicó.

Relacionado con numerosos secuestros durante el régimen de Pinochet, Schaefer tenía pedido de captura internacional por el caso del detenido desaparecido Alvaro Vallejos Villagrán, del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), desde mayo de 1974.

Según un informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación chilena, más conocida como Comisión Rettig, "consta que una vez constituida la DINA a partir de noviembre de 1973, agentes de esta organización utilizaron predios como el fundo 'El Lavadero' de la Colonia Dignidad para fines de la DINA".

Tras su arresto en Tortuguitas, jurisdicción del juez federal de Mercedes, Héctor Echave, Schaefer fue alojado en la Superintendencia de Investigaciones, en Libertador y Cavia, en la Capital Federal, el mismo lugar en la que permanece detenida la ex funcionaria del gobierno menemista María Julia Alsogaray.

Al momento de la captura de Schaerer se encontraban tres personas más en la casa, todas de nacionalidad chilena, que quedaron a disposición del juez de la causa, aunque en principio se trata de personal que atendía a Schaefer debido a su invalidez, según fuentes policiales.

Paul Schaefer Schneider nació en Sieburg, Alemania, el 4 de diciembre de 1921. Militó en las Juventudes hitleranias y fue enfermero del Ejército alemán durante la ocupación nazi en Francia.

En 1959, como predicador bautista, fundó en su ciudad natal la llamada Misión Social Privada, una secta que declaraba como finalidad ayudar a chicos en riesgo social, pero acusada de cometer abusos deshonestos contra los niños.

Schaeffer huyó a Chile en 1961 y allí fundó la Sociedad Benefactora Colonia Dignidad, en la localidad de Parral, 341 kilómetros al sur de Santiago.

Debido a numerosas acusaciones de que sirvió como centro de torturas y ejecuciones sumarias durante los primeros años de la dictadura de Pinochet, Colonia Dignidad perdió su personería jurídica en 1991.

Testimonios de ex presos políticos coinciden en afirmar que allí torturaban chilenos dirigidos por alemanes, y un ex represor arrepentido confesó en 1977, pocos días antes de ser asesinado, que en aquel momento había en Dignidad 112 desaparecidos.

Las acusaciones de pedofilia tomaron relevancia con el testimonio de Wolfang Muller, de 21 años, quien en 1966 logró escapar de Colonia Dignidad y acusó a Schafer de haberlo violado, igual que a unos 70 niños que permanecían en el establecimiento.

El joven contó que dentro de la colonia la gente trabajaba de 6 a 20, que se castigaba o premiaba a los colonos reduciéndoles o aumentándoles las raciones de comida y que los trabajadores no percibían sueldo.

Dijo también que Schaefer bañaba personalmente a los niños y que a los más díscolos se los vestía de rojo durante el día y de blanco por las noches, para que fueran fácilmente distinguibles.

Muller contó que "el tío Schaefer" lo había violado por primera vez a las seis horas de conocerlo y que su propia madre había desaparecido en el interior de la Colonia.

El caso Muller tomó un sesgo inesperado cuando Schaefer fue absuelto y el joven, condenado a cinco años de cárcel por robar la mula que usó para huir y que dejó en una estación de servicio con un cartel en el apero que decía "Propiedad Colonia Dignidad".

En 1984, Hugo Baar, cofundador de la institución, escapó a Canadá y denunció que Schaefer había violado a su hijo Helmut y maltratado por años a su hija.

En 1996, Jacqueline Pacheco denunció abusos sexuales de Schafer contra su hijo de 13 años y en 1997 éste fue requerido finalmente por los tribunales, por secuestros y abusos sexuales a 27 niños (26 chilenos y un alemán) que asistían como internos al colegio de la ex Colonia Dignidad.

Dejá tu comentario