Postergaron la puesta en marcha de "la máquina de Dios"

Tecnología

La puesta en funcionamiento del Gran Colisionador de Hadrones (LHC), averiado pocos días después de su inauguración, fue retrasado de nuevo hasta finales de septiembre de 2009, informó el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN).

"El nuevo programa prevé (el lanzamiento) de los primeros sistemas del LHC a finales de septiembre de este año, y las colisiones empezarán a finales de octubre", explicó el CERN en un comunicado.

El CERN había anunciado en un primer momento que el LHC reanudaría su actividad en la próxima primavera (boreal) y posteriormente lo postergó al verano.

Este nuevo aplazamiento, aprobado por la dirección del CERN, se debe a las medidas decididas para "reforzar el sistema de protección" del acelerador, precisó el centro.

"La agenda que tenemos ahora es sin ninguna duda la mejor para el LHC y para los físicos que esperan informaciones", comentó el nuevo director general del CERN, Rolf-Dieter Heuer, citado en el comunicado.

Esta nueva fecha fue juzgada como "prudente" por Heuer, porque permitirá garantizar que "todos los trabajos necesarios serán realizados en el LHC antes de vuelva arrancar".

La máquina, que debe permitir indagar en los secretos de la formación del universo haciendo percutir protones a una velocidad similar a la de la luz, fue inaugurada el 10 de septiembre y el 19 fue detenida por un defecto de uno de sus imanes superconductores encargados de guiar las partículas en los 27 km del circuito del acelerador, que se encuentra enterrado a 100 metros de profundidad.

La construcción del LHC fue el fruto de 12 años de trabajo de 7.000 físicos y supuso una inversión de 3.760 millones de euros (casi 4.900 millones de dólares).

El coste de las reparaciones ascenderá a entre 26 y 35 millones de dólares.

Dejá tu comentario