18 de febrero 2024 - 16:41

El MGAP busca erradicar los montes frutales abandonados

Desde el Poder Ejecutivo señalan que los mismos constituyen un riesgo fitosanitario y representen foco para la propagación de plagas.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca entiende que los frutales abandonados son un perjuicio para los montes vecinos.

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca entiende que los frutales abandonados son un perjuicio para los montes vecinos.

Foto: MGAP

El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) apunta a erradicar los montes frutales abandonados a lo largo del territorio nacional, ya que señala que los mismos constituyen un riesgo fitosanitario y representan un foco de propagación de plagas.

La cartera de gobierno intimará a los productores rurales a eliminar sus frutales, ya que, entiende que son un perjuicio para los montes vecinos, en caso contrario podrían recibir sanciones de acuerdo al artículo 284 de la ley n.° 19.924.

El director general de la Granja del MGAP, Nicolás Chiesa, remarcó en las últimas horas que "no pueden existir en Uruguay montes frutales en condición de abandono" y aseguró que quienes esté a cargo de los mismos deberán acondicionarlos o erradicarlos para evitar la propagación de la grafolita, la carpocapsa y los gusanos del durazno y la manzana.

Estas acciones permitirán proteger a los productores vecinos para que puedan llevar adelante una producción frutal en buen estado y con normalidad. En 2020 y 2023, la Dirección General de la Granja convocó a los dueños de montes en malas condiciones para ofrecerles recursos económicos para que puedan mejorar esta situación.

¿Qué está considerado como "monte frutal abandonado"?

Se considera como montes frutales abandonados, total o parcialmente, a aquellos que no tuvieron control de plagas durante el último año, independientemente de cuál sea su sistema de producción. Asimismo, también se alcanza a aquellos terrenos que no tengan plantas o dispongan de ramas secas, que no evidencien un compromiso sanitario y de viabilidad productiva.

A su vez, quedan comprendidos aquellos que por dos temporadas consecutivas no tengan manejo eficiente de los árboles frutales y se contempla a los terrenos con ausencia de registro documental, a través del cuaderno de campo, o digital en una base de datos de manejo fitosanitario.

Los propietarios, arrendatarios, usufructuarios u ocupantes a cualquier título de un establecimiento con montes frutales deberán informar a la Dirección General de la Granja de la situación del predio, y quedarán obligados a permitir el acceso al establecimiento de los funcionarios. "Si no se puede acceder, se acudirá a la Justicia, y si no se elimina, se lo sancionará como una falta ante el MGAP, explicó Chiesa.

Dejá tu comentario

Te puede interesar