28 de mayo 2024 - 17:56

Los ruralistas piden un alivio fiscal para compensar el atraso cambiario

La Federación Rural presentó propuestas para los precandidatos en las que exigen negociar acuerdos por fuera del Mercosur y la libre importación de combustibles, entre otros puntos.

El atraso cambiario preocupa al agro, que presentó varias propuestas a los precandidatos para compensar la situación.

El atraso cambiario preocupa al agro, que presentó varias propuestas a los precandidatos para compensar la situación.

La Federación Rural (FR) lanzó una serie de propuestas a los precandidatos presidenciales para combatir el atraso cambiario, entre las que destacan el pedido de “alivios fiscales específicos”, así como la libre importación de combustible.

Desde la FR llamaron a “conservar el importante logro” que supone la baja de la inflación y mantener la libre flotación del dólar, pero reclamaron “reconocer el impacto negativo del atraso cambiario sobre la competitividad de los sectores productivos”, según el documento al que tuvo acceso Ámbito.

A modo de compensación, los ruralistas pidieron “alivios fiscales específicos” para mitigar la carga que implica el atraso cambiario en los sectores de producción primaria, al argumentar que “no tienen la capacidad de trasladar el impacto a otros eslabones de las cadenas productivas”.

Además, pidieron “mejorar la capacidad de amortiguar los efectos sobre el tipo de cambio ante entradas de dólares que distorsionan en ciertos momentos en el mercado” y consideraron “absolutamente imprescindible” mejorar la eficiencia del Estado para terminar con el déficit fiscal estructural.

Un pedido acerca de los impuestos

Con respecto a los impuestos nacionales, pidieron revisar aquellos “ciegos”, tal como calificaron a los tributos a la tierra “que no se vinculan con la productividad de la misma”, al considerar “excesiva la carga tributaria con este tipo de impuestos, que son un lastre importante ante coyunturas complejas”.

En paralelo, solicitaron la incorporación a COMAP de productores tributarios de IMEBA, así como la eliminación del subsidio al boleto urbano incorporado en el precio del gasoil”.

Por otro lado, pidieron la eliminación del 1% municipal. “Es un impuesto injusto, arbitrario, dirigido a un solo rubro, extremadamente burocrático, utilizado para trancar a los productores y tiene un impacto importante en la producción”, argumentaron.

A la vez, se refirieron a la contribución inmobiliaria y señalaron que “los mecanismos de ajuste de este impuesto han generado un crecimiento excesivo en este tributo”, por lo que llamaron a “generar un mecanismo de ajuste razonable a los vaivenes de la realidad económica”.

Aportes de la Federacion Rural para el nuevo periodo de gobierno 2025-2030.pdf

Mejorar la infraestructura y liberar la importación de combustibles

Entre los reclamos de la Federación Rural aparece el pedido de “avanzar en la libre importación de combustibles y en la liberalización de la comercialización y distribución de combustibles”.

Los ruralistas se refirieron también al costo de la energía. “Se debe generar una política en materia energética de manera que los precios se asemejen a los de los países con los cuales competimos en los mercados”, sostuvieron.

En tanto, pidieron “continuar el desarrollo de la infraestructura comenzado en el período de gobierno actual y profundizar el desarrollo de la hidrovía con Brasil”, mientras instaron a “generar alternativas que mejoren la competitividad y costo del Puerto de Montevideo”.

Negociaciones por fuera del Mercosur

Otro de los planteos de la FR para mitigar los efectos del atraso cambiario está vinculado a la inserción internacional. Al respecto, resaltaron la importancia de “avanzar en negociaciones con otros bloques o países en forma independiente del Mercosur”.

“Se requiere de mayor agresividad por parte del Estado para abrir nuevos mercados, facilitar accesos a mercados ya existentes, disminuir aranceles con mercados existentes y destrabar mercados que imponen trabas paraarancelarias”, agregaron.

Para eso, la FR pidió “un Ministerio de Relaciones Exteriores con un fuerte perfil comercial”, así como un trabajo mancomunado de Uruguay XXI con el resto del Estado y sector privado “para imponer los productos exportables en el mercado internacional”, así como “un mayor liderazgo” del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en la consideración de regulaciones ambientales y de inocuidad alimentaria.

Dejá tu comentario

Te puede interesar