25 de marzo 2024 - 13:19

Toyota busca reducir 400 puestos de trabajo y lanza plan de retiros voluntarios

La firma automotriz Toyota ya le comunicó la decisión al gremio SMATA. Esta semana se conocerán los detalles del plan. Es por la caída de la demanda local.

La empresa busca reducir en 400 personas su plantel laboral.

La empresa busca reducir en 400 personas su plantel laboral.

La firma automotriz Toyota encara un fuerte proceso de reestructuración local ante la caída de la demanda. En este contexto, según trascendió lanzará un plan de retiros voluntarios con el que busca reducir en alrededor de 400 personas su plantel laboral.

La decisión fue comunicada por la empresa a los representantes de SMATA, el gremio de mecánicos, y esta semana se definirá las condiciones en las que se implementará el plan de retiros voluntarios.

Según fuentes del sector, la empresa estima producir este año unas 25.000 unidades menos que en 2023. Se pasará de unas 186.000 a unas 160.000, el objetivo es ajustarse en un contexto de crisis económica que desde hace largo tiempo está afectando el nivel de ventas de la industria automotriz.

En la misma línea tiempo atrás Toyota comenzó a recortar las horas extra a sus operarios y paralizó la producción durante todo un turno los lunes.

Por estas horas se especula que otras firmas del sector automotriz seguirán los pasos de Toyota con la presentación de planes de retiros voluntarios o reducción de jornadas laborales.

Inversión y precios

Mientras tanto Toyota viene de invertir u$s50 millones en su operación local para producir el modelo utilitario Hiace que es el tercer vehículo junto a Hilux y SW4, que sale de la fábrica de Zárate, provincia de Buenos Aires.

En aquel momento, el presidente de la firma, Gustavo Salinas, detalló en diálogo con Ámbito, respecto a los precios de los automóviles en el mercado local: "Lamentablemente, lo que ha pasado se mira a la Argentina medida en dólares, en todos los aspectos, es que hemos terminado siendo una Argentina pobre. Si uno mira los valores de los autos, más allá de todo el efecto impositivo y lo demás, el gran problema que tenemos es que hay que recuperar los ingresos para que los vehículos vuelvan a ser accesibles. Los salarios no dejan de ser otro precio de la economía, van a tener que ajustar para arriba también. El problema es que es lo último que termina de ajustar. No podemos tener los ingresos en dólares más bajo de Latinoamérica. En algún momento se tiene que acomodar. No digo tener los más altos, pero al menos estar en la mitad".

Dejá tu comentario