Clavando frenos, quemando gomas

Economía

Se concretó otro extraño dibujo, donde a una súbita rueda con expansión fragorosa -casi insólita- del volumen le suceden de inmediato las fechas con violencia de frenado y el riesgo de que los precios puedan salir despedidos. Sin embargo, lo que ayuda a evitar contusiones y permite que el conjunto del mercado pueda igualmente evolucionar, a pesar de lo grotesco del movimiento, es que la oferta denota una elasticidad tan llamativa como eficaz.

Y así, los indicadores de precios de la víspera no pudieron marcarse en alza, pero sólo registrando un retroceso menor, habitual y no perjudicial. Con máximo en 1.494 puntos, el mínimo estuvo en 1.475 y el cierre encontró a la plaza en 1.478, dando 0,6% de desmejora que, agregado a lo anterior, hizo una merma de 1%, aunque muy lejos de la caída en los montos transados.

• Regulando

La sucesión de la semana reconoció un tremendo ascenso a $ 110 millones de efectivo en acciones. Luego, un rebaje a los $ 70 millones del miércoles, cayendo en la víspera a los $ 46 millones tan sólo. En un par de días, se reconoció lo mejor y lo más mediocre del año. Con solamente 40 por ciento del total de órdenes del martes, la oferta adecuó sus flujos de órdenes y casi no generó brechas apreciables. Pero la gran incógnita es saber a qué se deben esas verdaderas «explosiones» alcistas, que luego desaparecen de un día para otro. Fascinante.

Dejá tu comentario