Proyectan para este año exportaciones récord impulsadas por el agro y Vaca Muerta

Economía

En total el ingreso de divisas acumularía u$s86.737 millones. Se destaca el desempeño exportador del Complejo petrolero – petroquímico.

Las proyecciones de exportaciones e ingreso de divisas continúan confirmando que este 2022 será un año récord. Las últimas estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario indican que en total el país recibiría unos u$s86.737 millones y el 47% lo aportaría el complejo agroindustrial en un contexto de altos precios internacionales. Por otra parte, el complejo petrolero–petroquímico también aparece como otro de los sectores claves en la generación de divisas y con potencial de crecimiento.

Según explican desde la entidad rosarina, en febrero los precios de exportación del complejo soja mostraron subas del 9% para el poroto y la harina, al tiempo que el aceite presentó un alza del 4%. Por su parte, el maíz y el trigo dieron cuenta de subas del 2%. Las cantidades exportadas, por su parte, esperan verse apuntaladas respecto a las estimaciones anteriores de la mano de mejoras en las perspectivas productivas para el maíz y un volumen exportado por encima del previsto en la industrialización de soja.

Este último punto es clave porque en el primer bimestre del año fue notoria la caída de las exportaciones de productos industrializados de la soja, como el aceite y la harina, pero a partir de los altos precios internacionales y por cuestiones estacionales, el escenario cambiaria rotundamente.

Por otra parte, de la mano de Vaca Muerta, la exportación de los diversos productos que integran el complejo petrolero-petroquímico llegó a máximos que no se veían desde el 2009. Con casi 1,7 millones de toneladas exportadas entre enero y febrero de este año, la exportación de petróleo fue el gran impulsor del comercio exterior del complejo en el primer bimestre del año. Además, la exportación en dólares llegó a máximos de siete años, superando los u$s1.000 millones. En el mismo período del mes anterior este sector había aportado u$s515 millones.

En este contexto, se destaca que la Argentina no exporta gasoil sino que toda la producción es destinada a las necesidades del mercado interno.

Desglosando mes a mes, según las proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, en abril el campo aportaría u$s3.900 millones y sumando el resto de los complejos exportadores de la Argentina la cifra superaría los u$s6.900 millones.

De igual manera que lo planteado hace un mes atrás, entre el período abril – octubre el campo liquidaría no menos de u$s3.500 millones cada mes. En tanto, con el ingreso de la cosecha de soja entre abril y agosto sería el mayor flujo de divisas del agro. En total durante este período las agroexportadoras aportarían al país poco más de u$s19.500 millones.

En este contexto, en lo que respecta a la recaudación del estado por derechos de exportación, la entidad rosarina adelanta que la estimación del aporte de DEX por parte de las principales cadenas agroindustriales en 2022 se redujo en u$s350 millones con relación a la estimación de marzo, proyectándose ahora en u$s10.968 millones. La merma se explica principalmente por el ajuste en los volúmenes declarados en ventas al exterior de harina de soja, aceite de soja y maíz de campaña 2020/21 al cierre del ciclo comercial, y por un ajuste en las proyecciones de exportación de trigo 2021/22.

“Es necesario recalcar que el cálculo de los ingresos por retenciones depende de la proyección de la distribución en las DJVE, las cuales difieren del momento en que se materializa la exportación”, explican desde la BCR.

El interrogante clave que se plantea es que si la Argentina acumula desde el año pasado un ingreso récord de divisas del campo, porqué esta situación no se hace sentir en las reservas del BCRA. Una de las respuestas es que la economía argentina continúa en una senda de crecimiento y para sostener este escenario existe una mayor demanda de importaciones para sostener ese crecimiento.

Otros ítems que entran en juego y pueden evidenciarse en el Balance Cambiario del BCRA del primer bimestre del año. “El primero de ellos es la Exportación Neta de Servicios. En los primeros dos meses del 2022 ésta arrojó un resultado negativo de u$s1.313 millones, casi u$s1.000 millones más que en el primer bimestre del 2021. Esto se debe, en parte, a la normalización paulatina de la cuenta viajes luego de la pandemia y, en parte, al incremento en el costo de los fletes marítimos hacia fines del año previo que decantó en una mayor erogación para sustentar el flujo del comercio exterior. El segundo ítem es el Ingreso Primario, que muestra el pago de intereses de deuda tanto pública como privada, que en el primer bimestre del año arrojó un déficit de u$s1.626 millones, casi u$s700 millones más que en igual período del año previo. Respecto de esto cabe mencionar que en los primeros dos meses del año hubo erogaciones de intereses por el préstamo con el FMI previo al acuerdo, lo cual explica una parte de este saldo negativo”, grafican a modo de cierra desde la entidad rosarina.

Dejá tu comentario