Hasta fin de mes se pueden canjear depósitos por bonos

Economía

Los ahorristas tendrán tiempo hasta el 30 de abril para definir si optan por canjear sus depósitos reprogramados por los nuevos títulos en dólares que emitirá el Estado, conocidos como Bonus. Esta opción puede ser atractiva para aquellos dispuestos a esperar hasta 10 años para recuperar lo invertido en dólares. Pero si la intención es hacerse de fondos rápido, entonces es preferible optar por vender directamente el plazo fijo en el mercado.

Cuando quedan sólo dos días hábiles para aplicar los depósitos reprogramados a la venta de bienes, el ahorrista se enfrenta ahora con el dilema de definir qué hará con los fondos del «corralito».

Según los datos preliminares que manejan en el Ministerio de Economía, los depósitos reprogramados suman $ 40.000 millones. De ese total, el mayor porcentaje ($ 37.000 millones) corresponde a depósitos en dólares que fueron pesificados. Los restantes $ 3.000 millones provienen de depósitos originalmente nominados en pesos, que no pueden ser utilizados para canjearlos por títulos en dólares.

En los últimos días se produjeron importantes novedades respecto de los depósitos reprogramados en el «corralito», que conviene tener en cuenta:

• Tal como venía adelantando
Ambito Financiero, se dispuso que no habrá tope para adquirir los bonos en dólares. Esto significa que se elimina el tope de u$s 30.000 impuesto originalmente. No se aplicarán cupos ni prorrateos, con lo cual aun aquel que tenía grandes sumas (por ejemplo, un millón de dólares) en plazo fijo podrá quedarse con los bonos por una suma similar. El decreto recién saldrá a principios de la semana que viene.

• También quedó abierta la puerta para que -si así lo desean- los bancos devuelvan en forma adelantada los depósitos reprogramados de sus clientes, a partir del 2 de enero de 2003. Pero aún no está claro si esta normativa que dio a conocer la semana pasada el Banco Central, en medio de una fuerte polémica, finalmente se terminará respetando.

• La posibilidad de cancelar deuda con los plazos fijos continúa abierta. En realidad, no se dispuso fecha tope, pero el Banco Central tiene la posibilidad de restringir o incluso prohibir esta práctica en el futuro. Eso sí, para hacer la operación es necesario que el certificado de depósito y el préstamo correspondan al mismo banco.

En definitiva, éstas son las principales alternativas que pueden elegir los ahorristas con depósitos reprogramados, que sufrieron la pesificación a $ 1,40.

MANTENERSE EN LA REPROGRAMACION

En este caso, hay que esperar el plazo fijado por el Banco Central para que la entidad devuelva los fondos en hasta 24 cuotas, dependiendo del monto del depósito.

El cronograma de devolución para los depósitos pesificados arranca en enero de 2003 para los montos más bajos o recién en setiembre, en caso de que la cifra supere los $ 42.000, a ser devueltos en 24 cuotas.

El depósito tendrá una tasa de interés de 2% anual, pero el capital será ajustado por inflación, a través de la aplicación del índice CER. Por supuesto, esta opción implica esperar hasta 2005 para recuperar la totalidad de los pesos (ver cuadros). Uno de los riesgos que se tiene poco en cuenta es que en ese transcurso el banco en donde está el plazo fijo puede llegar a caer.

En ese caso, no hay seguridad alguna de que el depósito pueda recuperarse. Incluso, el sistema de garantía ahora también admite la entrega de bonos a los ahorristas hasta un máximo de $ 30.000 en caso de desaparición de la entidad.

OPTAR POR BONOS EN PESOS O EN DOLARES

El plazo para canjear el depósito reprogramado por los títulos que ofrece el Estado vence el 30 de abril. El menú consta de dos bonos en dólares, ambos de diez años de duración, y otro en pesos, a cinco años. Sólo pueden acceder a estos bonos quienes originalmente tenían plazos fijos en dólares, que luego fueron pesificados a $ 1,40.

Uno de los títulos en dólares comienza a pagar el capital a partir del tercer año, en ocho cuotas consecutivas. La tasa de interés será fija de 2% anual y los intereses se pagan en forma semestral. El otro título paga todo el capital y los intereses acumulados al final del período. La tasa es más atractiva, ya que es flotante (LIBO más 1% anual).

Quienes opten por esta opción, deberán canjear sus depósitos pesificados por bonos en dólares a una tasa de $ 1,40. Por ejemplo, si un ahorrista tiene ahora $ 42.000 puede cambiarlos por u$s 30.000 en bonos. Para el depositante puede resultar una buena alternativa el bono en dólares, si está dispuesto a esperar un plazo prolongado. En cambio, si quiere venderlo rápidamente en el mercado secundario (cotizará en la Bolsa porteña), tendrá que asumir un fuerte descuento.

Se estima que los nuevos títulos cotizarán en un nivel cercano a 20% de su valor nominal. Esto implica que sobre un depósito original de u$s 10.000, sólo podrían recuperarse unos u$s 2.000. Con un agravante: los títulos cotizarán en pesos y el dinero derivado de la venta en el mercado quedará dentro del «corralito», con lo cual habrá que perder un adicional para conseguir los billetes.

VENDER EL DEPOSITO REPROGRAMADO

Tuvo fuerte impulso en las últimas semanas. Se podrá seguir haciendo incluso después del 30 de abril, cuando vence el plazo para optar por los bonos. El ahorrista debe soportar un descuento del orden de 20% para obtener efectivo y luego lo puede utilizar para comprar dólares. Por ejemplo: un depósito original de u$s 10.000 se transforma en $ 14.000. Pero con el descuento de 20% se transforma en $ 11.200 en efectivo. Con un tipo de cambio de $ 2,85, el ahorrista podría hacerse de 3.929 dólares, casi 40% del monto original depositado.

ESPECULAR CON UN RESCATE ANTICIPADO DEL BANCO

El Banco Central habilitó esta opción la semana pasada. El banco que así lo desee puede rescatar antes los depósitos reprogramados de sus clientes, a partir del 2 de enero de 2003. Deberán pagar la tasa de interés ya pactada más el ajuste por inflación (CER). Pero todavía la cuestión debe ser reglamentada en detalles por la autoridad monetaria, lo que no ocurriría hasta fin de año. Por lo tanto, es arriesgado jugarse por esta posibilidad.

OTRAS ALTERNATIVAS

Los plazos fijos reprogramados pueden ser utilizados para pagar impuestos que venzan hasta el 25 de abril, incluyendo la moratoria. También se los podrá aplicar a la cancelación de deudas, siempre dentro del mismo banco.

Dejá tu comentario