Para asegurar el cultivo de soja se necesitan 100 milímetros de lluvia en diciembre

Economía

En lo que va de noviembre el acumulado de precipitaciones promedio para la región se ubicó en 44 mm, cuando el histórico mensual es de 110 a 130 mm.

La siembra de soja continúa con un muy marcado retraso en la zona agrícola núcleo, donde, si bien las últimas lluvias impulsaron las labores, necesita de precipitaciones contundentes durante diciembre, estimadas en alrededor de 100 milímetros (mm), para finalizar la implantación y asegurar el buen estado de los cultivos.

De esta manera, en la principal zona productora del país, que comprende el norte de Buenos Aires, centro-sur de Santa Fe y sudeste de Córdoba, se sembraron durante la semana 1,2 millones de hectáreas y se llegó a cubrir el 75% de la superficie estipulada para el cultivo en la región, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

No obstante, ese salto en los trabajos de implantación de la oleaginosa aprovechando la más mínima presencia de humedad en los suelos, la BCR prevé que durante diciembre se sembrarán un millón de hectáreas, lo cual es algo "inédito" para la región y que tendrá su impacto en el rendimiento.

Es por eso que las lluvias serán cruciales durante el próximo mes para permitir que se completen los trabajos de implantación y asegurar el buen estado de los cultivos.

La sequía que golpea a los productores impactó fuertemente sobre la cosecha de trigo. Las lluvias que llegaron la semana pasado no alcanzaron para recuperar lo último del trigo, pero dieron humedad a la tierra para la siembra de la soja. Sin embargo, desde el sector reclamaron medidas del Gobierno para anticiparse a las pérdidas o la baja rentabilidad. Una de esas medidas era una nueva edición deldólar soja, programa que anunció el Gobierno este viernes y que dará $230 por cada divisa obtenida de la exportación de la oleaginosa.

Según los ingenieros de la entidad bursátil, "si en diciembre no llueven 100 milímetros, la situación se va a poner muy grave para todos los cultivos del área".

Pero, según un informe, desde la BCR ven difícil que se alcance tal volumen: "Puede haber eventos extraordinarios, tal como lo que pasó con los 90 mm que recibió Pergamino (en las lluvias de hace dos semanas). Pero no es un cambio de tendencia, es un evento".

"Es probable que próximamente se verifique un mayor enfriamiento en Pacífico. Cambios en las condiciones globales no aparecen a la vista. Vamos a quedar bastante por debajo (de la media de 120 a 160 mm de la región para diciembre) si seguimos como hasta ahora. La situación que plantea el clima a los cultivos es realmente muy compleja este año", se advirtió en el trabajo.

En lo que va de noviembre el acumulado de precipitaciones promedio para la región se ubicó en 44 mm, cuando el histórico mensual es de 110 a 130 mm. "El sur santafesino, parte del centro sur de Santa Fe y el corredor del extremo noreste bonaerense siquiera acumularon 30 mm en todo el mes", destacó la BCR.

En cuanto a las temperaturas, durante los últimos siete días la región experimentó "niveles muy elevados" que estuvieron entre 35ºC y 38ºC.

"La situación es muy grave, estamos entrando en un periodo muy demandante: sólo para compensar las pérdidas de evapotranspiración teniendo en cuenta la necesidad de una pradera permanente se necesitan alrededor de 5 mm diarios en el suelo. Si los cálculos se hacen teniendo en cuenta los valores de temperaturas y la de radiación solar de estos días son 7 mm diarios", alertaron.

A nivel nacional, la situación es parecida, con retrasos en la implantación de los cultivos de verano muy marcados.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), a la fecha sólo se implantó el 19,4% de las 16,7 millones de hectáreas de soja estipuladas, lo que determinó un retraso respecto de la campaña anterior de 20 puntos porcentuales, con las mayores demoras registradas en los núcleos productivos del centro del área agrícola nacional: el centro-norte de Santa Fe, el norte de La Pampa y el oeste de Buenos Aires.

Sin embargo, se puede esperar algún alivió en cuanto a precipitaciones en diversas zonas del país, ya que el pronóstico semanal de la entidad indica que hacia mediados de la semana "comenzará el paso de un frente de tormenta, que producirá lluvias en el sudoeste del área agrícola, mientras que el noroeste de su extensión recibirá un aporte de precipitaciones desde el trópico".

"La mayor parte del NOA, el oeste de la región del Chaco, el noroeste del Paraguay, la mayor parte de Buenos Aires, el sur de Córdoba, el este de Cuyo, el norte de La Pampa y el nordeste del Uruguay recibirán precipitaciones moderadas a muy abundantes, de entre 10 a 75 mm con focos con valores escasos", detalló el informe.

Dejá tu comentario