Alegría y desahogo

Edición Impresa

Ya está muy cerca del objetivo. Racing obtuvo su tercera victoria consecutiva y se alejó a 6 puntos de Gimnasia y Rosario Central cuando quedan 9 puntos en juego, por lo que está muy cerca de salvarse de todo. No le fue fácil derrotar a los suplentes de Banfield, que se defendieron muy bien y tuvieron un valuarte en su arquero Bologna, pero lo lograron por insistir sin desordenarse.

El primer tiempo terminó sin goles y con muy pocas situaciones, aunque las más claras fueron para Racing, que tuvo en los pies de Sebastián Grazzini dos situaciones y una en las de Claudio Yacob. Banfield presentó un esquema defensivo, con un 4-4-1-1 con Luis Salmerón como único delantero y dependió mucho de la movilidad de Laso y Cardaccio, sus volantes más ofensivos.

En el segundo tiempo, Miguel Ángel Russo puso a Hauche y a Castromán, que le dieron otra movilidad al equipo y llegó el gol del zaguero Matías Martínez, que aprovechó un centro para pegarle de zurda y superar a Bologna.

Eso fue un aliciente anímico que Racing aprovechó porque Claudio Bieler aumentó la cuenta después de un gran desborde y centro de José Luis Fernández.

Banfield no tuvo reacción y Racing se quedó con tres puntos que valen su peso en oro.

Dejá tu comentario