Apunta alto en todos los frentes

Edición Impresa

Juan Martín del Potro encabeza la ilusión del tenis argentino en Londres 2012, donde se metió en los cuartos de final en singles y en dobles mixtos, por lo que quedó a un partido de asegurarse luchar por una medalla. «Estoy muy contento. Es fantástico que hayamos asegurado un diploma olímpico. Tengo el sueño de una medalla, pero sé que lo que queda es muy difícil», dijo el octavo favorito. Pese a sus altibajos, «Delpo» venció al francés Gilles Simon por 6-1, 4-6 y 6-3 en un partido que estuvo más de media hora interrumpido por la lluvia, que además motivó que el encuentro empezara más tarde de lo previsto.

Con un comienzo arrollador, Del Potro se llevó el primer set en 29 minutos, apoyado en un saque por encima de los 200 kilómetros por hora y con una derecha potente. Cuando parecía encaminado a un cómodo triunfo, en el segundo set cometió siete errores no forzados y tuvo que llegar al tercero, donde se llevó un triunfo que festejó con el puño apretado. «En el segundo set cometí dos o tres errores y lo perdí. Pero después se me dio el triunfo. Siempre es difícil jugar con Simon», aseguró.

Del Potro se enfrentará en cuartos del final con el japonés Kei Nishikori, que dio el batacazo y batió al español David Ferrer, N°6 del mundo. «Es un jugador muy físico, va a ser muy complicado», analizó. El pupilo de Franco Davin continúa su camino en la búsqueda de una medalla: «Sigo pensando en lo que tengo que hacer. Me acabo de enterar de que ya tengo el diploma. Es espectacular». El inicio del encuentro fue postergado por la lluvia, que luego interrumpió el juego por más de media hora cuando Del Potro estaba 5-1 con su saque en el primer set: «Venimos de jugar Wimbledon. Estamos acostumbrados a eso. Hoy (por ayer) me tocó salir de vuelta a la cancha mejor que él, aunque a veces es al revés. Pero ya pasó».

Por la tarde, terminó de redondear la jornada al ganar el dobles mixtos en pareja con Gisela Dulko. La dupla albiceleste venció por 6-3 y 7-5 a los rusos Mikhail Youznhy y Elena Vesnina. «Ahora vamos por más. Es la primera vez que jugamos juntos. Ni un entrenamiento tuvimos», contó la tigrense, que además le dio un consejo a su compañero antes del partido: «Le dije que le tirara sin piedad a la rusa porque a mí me lo iban a hacer». En los cuartos de final, chocarán con los estadounidenses Mike

Bryan-Lisa Raymond, terceros preclasificados, en el dobles mixto, que ayer tuvo su regreso olímpico tras 88 años de ausencia. La última vez que se disputó fue en París 1924, donde el Oro fue para los estadounidenses Dick Williams, sobreviviente del hundimiento del Titanic, y Hazel Wightman, fundadora de la Copa Wightman que dejó de disputarse en 1990.

Dejá tu comentario