Banca Puente tiene un nuevo CEO: Emilio Ilac

Edición Impresa

La banca de inversión Puente prevé una "feroz demanda" de los bonos que emitirá próximamente la Argentina para pagarles a los fondos buitre, en caso de ser autorizado por el Congreso, debido a la "atractiva tasa" que podrían obtener los inversores si se ubica en el 7,5% en dólares. Así lo anticiparon el flamante CEO de la Compañía, Emilio Ilac, y Federico Tomasevich, quien ahora asumirá la posición de Chairman a nivel global, durante una conferencia de prensa en donde se anunciaron las nuevas designaciones, ante la decisión corporativa de impulsar una "agresiva expansión de sus negocios para ser nexo entre la economía real y el mercado de capitales a nivel mundial".

Por su lado, Tomasevich consideró "determinante" resolver el conflicto con los holdouts para así poder encarar la "normalización de la economía", al tiempo que agregó que la agenda del país cambió radicalmente con el Gobierno de Mauricio Macri, por pretender una vinculación con el mundo distinta a la de Cristina de Kirchner. Además, comentó que la emisión será "sólo una etapa" y esos bonos tendrán costos en términos financieros, pero en términos financieros "el sobrecosto que paga la Argentina a nivel general es infinitamente mayor al que tiene el arreglo con los holdouts".

En tanto, ambos ejecutivos mostraron optimismo para que mejore la calificación de la deuda argentina, aunque anticiparon que los cambios "no son rápidos" y habrá que esperar para llegar a una calificación óptima. No obstante, señalaron que el país va por ese camino, agregando que si los sectores económicos perciben eso, van a querer anticiparse al cambio de calificación. Hoy en día, los bonos soberanos de Argentina y Brasil tienen prácticamente el mismo rendimiento, pese a que la nota local es más negativa, pero responde a que los inversores están viendo que la calificación aquí mejorará y la del país vecino empeorará próximamente. Por esta razón, es necesario para el Gobierno encarar un plan de infraestructura "feroz", para poder ganar competitividad en el sector privado y en el público, porque no siempre se puede buscar competitividad vía un tipo de cambio, estimó Tomasevich. Mientras, para Ilac, en la medida que "la Argentina salga de la situación de default técnico y mejore su calificación, el nivel de ingreso de capitales a los mercados regulados sería espectacular, generando un efecto derrame sobre la sociedad.

Por otra parte, informaron que en 2017 Puente saldrá al mercado mundial donde lanzará una Oferta Pública Internacional (OPI) de la compañía, por la cual podría obtener entre u$s 100 y u$s 150 millones. Así, podría constituirse como la primera empresa argentina en realizar una operación de estas características en 10 años la última fue Banco Patagonia en 2007-. El lanzamiento podría realizarse en el mercado de Londres o en el de Nueva York, y eso es lo que están estudiando sus ejecutivos. Respecto a esta cuestión Tomasevich explicó que "lo que ingrese por la OPI se destinará a reforzar los balances, será para capitalizar a la compañía y darle mayor solvencia". A su vez, Ilac puntualizó que "el crecimiento que tuvo Puente en los últimos diez años fue fenomenal: más de 50% en dólares", y aseguró que "es un nivel que está muy encima de la industria no sólo local sino también internacional".

Dejá tu comentario