Bonfatti volvió a descabezar a cúpula policial de Santa Fe

Edición Impresa

En medio de nuevos cruces con Nación por inseguridad y narcotráfico, relevó a sola; segundo cambio en tres meses

Santa Fe- Por segunda vez en menos de tres meses, el Gobierno del socialista Antonio Bonfatti decidió descabezar la cúpula de la policía provincial, en medio de la creciente tensión social y política desatada por la presunta vinculación de miembros de la fuerza local con el narcotráfico.

Con el telón de fondo de nuevos cuestionamientos de la Casa Rosada, desde el Ministerio de Seguridad de la provincia -a cargo de Raúl Lamberto- se comunicó ayer la decisión de relevar de sus cargos al hasta ayer jefe policial Cristian Sola, quien es investigado por presunto enriquecimiento ilícito, y al subjefe José Luis Romitti.

Como nuevo titular fue designado Omar Odriozola, quien se encontraba al frente de la Unidad Regional I, de la ciudad capital, y anteriormente estuvo a cargo de la Unidad de Protección a Testigos y Querellantes de la provincia.

Odriozola es el tercer jefe policial que asume en apenas un año de gestión de Bonfatti, y el sexto desde que gobierna el socialismo en la provincia, a partir de la asunción al frente de la Casa Gris en 2007 del exmandatario Hermes Binner.

"Asumo el cargo con lineamientos establecidos, con una continuidad en las gestiones que se venían dando y con ciertos parámetros en cuanto a la reestructuración policial que se irá dando", indicó el flamante jefe policial ayer en el acto de su asunción. A su lado, en el cargo de subjefe fue designado el director general Raúl Ardiles.

El saliente Sola es investigado por la Dirección de Asuntos Internos de la Policía provincial por una denuncia que realizó meses atrás el diputado provincial del Movimiento Evita, Gerardo Rico. Según consignó el legislador, el policía es supuestamente propietario de una "mansión" en la localidad santafesina de Roldán, ubicada a 25 kilómetros al oeste de Rosario, que tiene un valor que "no es compatible con los ingresos de un comisario en actividad".

Cuestionado

Además, Sola había sido cuestionado por distintos sectores de la oposición santafesina porque compartió la cúpula de la policía con el comisario Hugo Tognolli, quien debió renunciar en octubre cuando se conoció que era investigado por la Justicia Federal rosarina en un caso de presunta protección a narcotraficantes.

En paralelo, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, sumó ayer un nuevo capítulo a la polémica entre la administración nacional y la provincial, cuando señaló que el crecimiento delictivo en Santa Fe se debe a que hay "una policía totalmente sospechada de convivencia con el narcotráfico y un poder político que roza la complicidad, sea por acción o por omisión". Asimismo, el funcionario cuestionó puntualmente la propuesta que hizo Bonfatti días atrás, de despenalizar el consumo de drogas para frenar el avance del narcotráfico en la provincia.

"Si hay alguien que no puede hablar sobre cómo luchar contra el narcotráfico es el gobernador de Santa Fe", sostuvo Berni y agregó que le parece "una respuesta muy liviana e irresponsable de su parte. Un hombre que no ha podido o no ha querido luchar contra el narcotráfico en los últimos años no puede hablar sobre la legalización de la droga como una manera de combatir al narcotráfico".

Dejá tu comentario