Chaco: crece malestar por aberrante robo de leche

Edición Impresa

Justicia investiga desaparición de 110 mil kilos de un depósito del Ministerio de Salud. “El Estado perdió su capacidad de control”, admitió Peppo.

En la antesala del electoral 2019, crece el escándalo en Chaco por la desaparición de 110 mil kilos de leche en polvo fortificada de un depósito del Ministerio de Salud, en la provincia que gobierna el justicialista Domingo Peppo.

El hecho fue denunciado ante la Justicia a principios de septiembre por la cartera de Salud, que conduce Luis Zapico. En paralelo, se abrió un sumario administrativo.

El episodio vuelve a sacudir al gobierno de Peppo, golpeado ya por investigaciones judiciales por presuntos hechos de corrupción que derivaron en la detención de piezas clave, como el exsecretario general de la Gobernación, Horacio Rey, y el exsubsecretario de Comercio, Roberto Lugo.

"El Estado perdió su capacidad de control", admitió ayer Peppo, mientras que el tema llegó al encuentro que la ministra de Salud y Desarrollo Social nacional, Carolina Stanley, mantuvo con su par de Desarrollo Social chaqueño, Roberto Acosta.

El depósito -en la Ruta 16, en Resistencia- es usado por el ministerio local para guardar insumos médicos, que luego son distribuidos en hospitales y centros de salud. Sin medias tintas, Zapico admitió días atrás que "uno puede estar enfrentando problemas de ambulancia, de personal o administrativos, pero que le roben al propio ministerio 100 mil kilos de leche es aberrante".

"Queremos que no nos vuelva a pasar porque esto es imposible de sostener; es inaudito perder 100 mil kilos de leche", reconoció.

A fin de septiembre, el INDEC ancló en 28,8% el índice de pobreza en el Gran Resistencia. "La leche en este momento es lo más importante que podemos darle al sistema de salud, y sabemos que todo procedimiento de esa cuantía tarda para poder volver a comprarla, y además al Estado esto le cuesta mucho dinero", dijo Zapico, en medio del fuerte malestar que el episodio genera en la provincia.

"Seguimos sin respuestas y van pasando los días", disparó ayer el diputado provincial del PRO, Luis Obeid. "Señores fiscales, autoridades del Gobierno provincial: son 5 camiones de leche que se esfumaron, y eran para los niños chaqueños más necesitados", enfatizó el también médico pediatra.

"A este lamentable robo que parece haberse cometido a gran escala, se suma esta falta de respuestas", dijo, y advirtió: "Espero que no sea por desidia o desinterés; es muy serio: la corrupción mata".

El legislador instó a avanzar en la investigación de lo que podría ser "una larga cadena de complicidades". "No pueden desaparecer 110 mil kilos de leche sin que varios eslabones hayan jugado un rol determinado, aseveró.

En paralelo, las organizaciones sociales MTD 17 de Julio y el Frente Popular Darío Santillán marcharon ayer hacia la Fiscalía del Poder Judicial, en Resistencia, para reclamar explicaciones al procurador general, Jorge Canteros.

Dejá tu comentario