30 de marzo 2011 - 00:00

Chubut: nuevas denuncias suman tensión a recta final del recuento

El escrutinio definitivo se realiza desde el miércoles pasado en la Legislatura provincial.
El escrutinio definitivo se realiza desde el miércoles pasado en la Legislatura provincial.
Chubut - En medio de una nueva polémica por el hallazgo ayer de una urna vacía en Comodoro Rivadavia, entró en la recta final -concluiría entre hoy y mañana- el tenso escrutinio definitivo de los ajustados comicios del 20 de marzo, en los que según el conteo provisorio se impuso por 1.551 votos el dasnevista Martín Buzzi.

Sin embargo, restan aún definiciones clave -dada la estrecha diferencia entre los candidatos- del Tribunal Electoral Provincial y del Superior Tribunal respecto del reclamo de nulidad y elecciones complementarias en urnas cuestionadas, que amenazan con dilatar la proclamación del hombre que sucederá al peronista disidente Mario Das Neves.

En este marco, ayer el apoderado del Frente para la Victoria, Blas Meza Evans, anticipó que una vez que termine el escrutinio definitivo el FpV concretará una presentación judicial -con todas las pruebas recolectadas en torno a las irregularidades- por posibles «delitos penales» en la elección, bajo la idea de que sea un tribunal el que defina si efectivamente se produjo un fraude.

Ayer la séptima jornada consecutiva de escrutinio mostró una diferencia parcial de 377 votos a favor de Buzzi respecto del postulante del Frente para la Victoria (FpV), Carlos Eliceche, con la difusión oficial de los datos de Rada Tilly y Río Pico. En paralelo, y en medio de las complicaciones generadas por la caída de la señal de internet, avanzó con lentitud la lupa sobre las mesas de Comodoro Rivadavia, la ciudad más poblada de la provincia y que gobierna Buzzi, aunque el resultado oficial será dado a conocer cuando terminen de ser escrutadas las cerca de 100 mesas que restan de esa plaza petrolera.

Sin embargo, el apoderado del FpV enfatizó ayer que la fuerza K no va a convalidar el recuento oficial final porque «no se revisaron una a una todas las urnas, ni se contaron los votos uno a uno», como lo solicitaron en tres oportunidades, y por los planteos de convocar a una nueva votación en las urnas anuladas. Hasta ayer las urnas con ese carácter eran oficialmente dos, mientras que el FpV pidió la nulidad de otras tres y pendía una cuarta solicitud en ese sentido. Pero el dasnevismo apeló las anulaciones ante el Superior Tribunal de Justicia en pos de que no se realicen elecciones complementarias.

«Para transparentar este acto eleccionario necesitamos abrir todas las urnas y contar todos los votos, aunque el PJ-Modelo Chubut siempre se opuso y no sabemos el motivo de tal determinación», remarcó Meza Evans. Hasta ayer, sólo cerca del 10% de las 1.133 mesas había recibido ese tratamiento.

Según Meza Evans, «entre urnas anuladas y urnas pendientes de revisión suman cinco». «Esto quiere decir que habrá un padrón adicional de 1.500 a 1.800 votantes que van a decidir quién es el gobernador de esta provincia», advirtió, confiando en que el Tribunal Electoral Provincial accederá al pedido de que se convoquen elecciones complementarias sobre las urnas anuladas. «Es por eso que tampoco se pueden proclamar autoridades al cierre de este escrutinio definitivo y habrá que esperar a ver quién es el gobernador del Chubut», insistió.

En la otra vereda, en cambio, Buzzi remarcó que el conteo final lo favorecerá, que hoy «se conocerá el nombre» del próximo mandatario provincial y que será un resultado «inapelable».

A la polémica se sumó además el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, quien consideró que «el escrutinio está mostrando lo amañado de una actitud perversa, porque lo que hace es lesionar la democracia de los argentinos». «Yo lo que dije es que el gobernador (por el precandidato presidencial del peronismo disidente Mario Das Neves) había adherido a un viejo apotegma que dice que cuando no puedo ganar por poco, gano con trampa», disparó.

Por de pronto, ayer una de las notas del día estuvo dada por el hallazgo en Comodoro Rivadavia de una urna -la 1.204- sin los votos, ni la planilla de los fiscales, ni las planillas de apertura y cierre del sufragio, que según los fiscales K daba un triunfo a esa fuerza por 8 votos.

La situación fue detectada a partir de una controversia entre la fiscal del radicalismo, Karina Monge, y el representante del Peronismo Federal y ministro de Economía, Víctor Cisterna, que llevó a la apertura de la urna. «Nos llevamos la sorpresa más grande que se dio en todo este escrutinio», dijo Eliceche, además de remarcar que «tiene que ser declarada nula».

El actual intendente de Puerto Madryn también recordó que hay cerca de 4.000 votos impugnados y recurridos, que evaluó como determinantes para una elección tan reñida.

Dejá tu comentario