22 de abril 2013 - 00:00

Cinco provincias esperan aval para emitir deuda

José Manuel de la Sota, Antonio Bonfatti y Carlos Ciurca
José Manuel de la Sota, Antonio Bonfatti y Carlos Ciurca
De la mano de la necesidad de financiamiento extra que depara el año electoral y de las urgencias de arrastre, un ramillete de mandatarios espera que el Gobierno nacional destrabe el aval para emitir bonos o para tomar préstamos en el exterior.

En el primer rubro, el lote incluye, por caso, al mendocino justicialista Francisco "Paco" Pérez y al bonaerense Daniel Scioli, mientras que respecto del segundo ítem el listado anota a figuras abiertamente críticas del kirchnerismo, como el díscolo peronista cordobés José Manuel de la Sota, el socialista santafesino Antonio Bonfatti y el radical correntino Ricardo Colombi, quien buscará su reelección este año (ver aparte).

En cambio, se desmarcó días atrás el neuquino Jorge Sapag (MPN), al obtener la esperada autorización nacional para lanzar los títulos de Cancelación de Deuda y Financiamiento de Obras (TICAFO) por u$s 330 millones.

"Bienvenido sea el oxígeno para las arcas fiscales, pero repito que esto no es para gastos corrientes, es para obras y para pagar deuda", resaltó Sapag.

En rigor, para el pago del aguinaldo de mitad de año, el mandatario optó por recurrir a la emisión de Letras del Tesoro por hasta $ 500 millones.

En tanto, en el caso de Mendoza, el vicegobernador Carlos Ciurca remarcó en las últimas horas que "efectivamente Nación autorizó el bono, pero se quiere regular la salida".

Según medios locales, Ciurca hizo referencia así a la pretensión de la Casa Rosada de que colocaciones provinciales no compitan con la inminente salida al mercado de bonos de la empresa YPF.

Antes de su gira comercial e institucional por India y China (ver página 18), Pérez tenía previsto presentar en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires un bono (según trascendió de manera extraoficial, sería un título "linked" por u$s 100 millones).

Sin embargo, finalmente la medida -destinada a financiar el pago a proveedores, entre otros ejes- fue postergada, y se alegó que se trató de cuestiones administrativas.

En Buenos Aires, por su parte, la ausencia hasta el momento de un aval nacional clave para permitirle a Scioli activar un endeudamiento externo por cerca de $ 12 mil millones se da en medio de la tensión política entre ambas administraciones por las aspiraciones presidenciales 2015 del gobernador.

Por la senda de acelerar nuevos endeudamientos, en tanto, ya transita también el mandatario de Entre Ríos, el kirchnerista Sergio Urribarri, quien inició el proceso para emitir títulos públicos por $ 900 millones de pesos, con el objetivo de refinanciar compromisos y "financiar el déficit acumulado y consolidado de las rentas generales".

En paralelo, respecto del capítulo de la toma de préstamos en el exterior, el cordobés De la Sota -otra figura que sueña con llegar a la Casa Rosada- espera obtener del Banco Nación la autorización para tomar un crédito por 257 millones de dólares del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES).

El destino de esos fondos será financiar la construcción -ya licitada- de 1.700 kilómetros de gasoductos troncales de la provincia, destinados a beneficiar a cerca de 400 mil cordobeses.

En tanto, Bonfatti reclama a la Casa Rosada el necesario aval para tomar un crédito por u$s 100 millones del Fondo Kuwaití para el Desarrollo Económico Árabe, destinado a financiar la construcción de un acueducto clave para Reconquista, Avellaneda y Fortín Olmos, en el norte provincial, que alcanzará a alrededor de 250 mil personas.

Dejá tu comentario