Clinton salió a recuperar a la clase media para el urgido Obama

Edición Impresa

Charlotte - Si el martes fue el día en que se debía apelar a las mujeres y a los hispanos, con los discursos de Michelle Obama y el alcalde de San Antonio, Julian Castro, ayer fue la jornada para seducir a la clase media. Y el encargado de intentar recuperar para el Partido Demócrata a un sector particularmente desencantado de la sociedad estadounidense fue nada menos que el expresidente Bill Clinton, quien realizó una encendida defensa del saldo del primer mandato de Barack Obama.

El presidente, en caso de ser reelecto el 6 de noviembre, «creará millones de nuevos y buenos puestos de trabajo y nueva riqueza para los innovadores» del país, prometió un Clinton ovacionado por los asistentes a la Convención Demócrata de esta ciudad de Carolina del Norte, que hoy se cerrará con el discurso de aceptación de la candidatura del propio Obama.

Clinton, que sigue disfrutando de una elevada consideración pública por el legado de crecimiento económico, bajo desempleo y superávit presupuestario de su gestión (1993-2001), invitó a los asistentes y a los millones de norteamericanos que siguieron su discurso por televisión a pensar «en qué país quieren vivir».

«Si quieren una sociedad en la que estén por su cuenta, en el que el ganador se lleve todo, deberían apoyar a los republicanos. Si quieren un país de prosperidad compartida y responsabilidad compartida, una sociedad en la que todos estemos juntos, deberían votar por Barack Obama y Joe Biden», añadió.

El popular exmandatario indicó que el argumento de los republicanos, reunidos en su convención en Tampa (Florida) la semana pasada, fue «muy simple: nosotros dejamos el país como un desastre total, que (Obama) no terminó todavía de limpiar, así que despídanlo y póngannos de nuevo» en la Casa Blanca.

«Me gusta mucho más el argumento para la reelección del presidente Obama», continuó, arrancando una ovación.

«Él heredó una economía profundamente dañada, contuvo el desastre, comenzó el difícil y largo camino a la recuperación, y planteó la base para una economía más moderna y mejor equilibrada que creará millones de nuevos y buenos puestos de trabajo, vibrantes nuevos negocios y mucha nueva riqueza para los innovadores», señaló.

Los demócratas pusieron grandes esperanzas en que el discurso de Clinton, que gobernó durante el período más largo de prosperidad económica de la historia del país, inyecte confianza en la capacidad de Obama para recuperar la economía, un asunto clave en las elecciones dada la alta tasa de desempleo, del 8,3%.

El candidato republicano a la vicepresidencia, Paul Ryan, acusó ayer precisamente a Obama de haber minado las reformas y el bipartidismo forjados durante la era de Clinton, un intento, según los analistas, de contener el daño que podría provocar a la oposición el discurso de éste.

Clinton, que comenzó a hablar a las 23.30 de la Argentina, cuenta con una imagen positiva del 69%, el rating más alto en las 139 veces que la encuestadora Gallup lo midió, incluso más que cuando asumió como presidente en 1993. Fue presentado por el presidente de la Convención Demócrata, el alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, fue precedido en el uso de la palabra por la candidata a senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren. A su vez, más de 4.000 delegados realizaron la votación simbólica por la que oficializaron la nominación de Obama.

Dadas las constantes lluvias registradas todas las tardes desde iniciadas las actividades y con pronósticos que indican que podrían empeorar hoy, los organizadores decidieron trasladar la presentación del mandatario al mismo estadio donde vienen siendo desarrollados los eventos.

De esta manera, la última noche de la celebración demócrata pasará del estadio Bank of America, con capacidad para más de 73.000 personas, al Time Warner Cable Arena que podrá albergar hasta 20.000 visitantes.

En tanto, Obama, que llegó ayer a esta ciudad, se declaró «orgulloso» de su esposa, Michelle, por el «increíble» discurso que ofreció el martes a la noche en la apertura de la Convención.

Michelle Obama dio un emotivo discurso en el que alabó las políticas de su marido para la clase media, aseguró que es una persona en la que se puede confiar y que «conoce el sueño americano porque lo ha vivido».

Agencias EFE, Reuters, AFP, ANSA y DPA,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario