Con realidades diferentes

Edición Impresa

El clásico entre San Lorenzo y Huracán encuentra a dos equipos con presentes disímiles. Mientras los del Bajo Flores están cumpliendo una campaña muy pobre y recién pudieron sonreír el sábado pasado ante Independiente, los de Parque Patricios fueron de menor a mayor y llevan cuatro fechas sin perder.

Por el lado del Globito, el zaguero Eduardo Domínguez y el volante Gastón Esmerado serán los experimentados jugadores a los que el técnico Héctor Rivoira echará mano para que actúen como titulares en el clásico del domingo a las 14.

La vuelta de Domínguez, quien ya pagó su fecha de suspensión por cinco tarjetas amarillas y la de Esmerado, que también cumplió una jornada de inhabilitación tras haber sido expulsado frente a Arsenal, le permitirán al «Chulo» armar el siguiente equipo: Monzón; Filipetto, Goltz y Domínguez; Machín, Esmerado, Peralta y Diego Rodríguez; Toranzo; Clara y Franzoia.

Por el lado de San Lorenzo, Pablo Migliore aseguró que más allá de que los médicos le recomendaron parar para no agravar el desgarro que sufrió, jugará igual el domingo. Debido a las inclemencias climáticas, el cuerpo técnico que conduce Sebastián Méndez debió alterar la planificación que tenía prevista y el plantel profesional entrenar en el gimnasio realizando trabajos con pelota mientras que Pablo Migliore, Nelson Benítez y Diego Rivero siguieron con el plan de rehabilitación estipulado por los médicos del plantel. El probable equipo: Migliore; Martínez, Meza, Bottinelli, Germán Voboril; Alejandro Gómez, Salvador Reynoso, Leiva, Aureliano Torres; Emiliano Alfaro y Bordagaray.

Dejá tu comentario