Cristina visita Santa Fe el lunes

Edición Impresa

Santa Fe - Cristina de Kirchner viajará el lunes próximo a tierra santafesina para encabezar un acto donde oficiará como anfitrión el gobernador socialista Antonio Bonfatti. Será el primer encuentro público entre ambos luego de que estallara el escándalo por la presunta vinculación de la Policía provincial con el narcotráfico.

La confirmación de la participación de la jefa de Estado corrió por cuenta ayer del propio Bonfatti. Está previsto que inaugure la nueva planta de la firma Laminados Industriales SA, en la localidad portuaria de Villa Constitución.

Sin embargo, la expectiva puesta en la visita presidencial supera el motivo que la convoca. El «narcoescándalo», que suscitó la detención y posterior liberación del exjefe de la Policía provincial, Hugo Tognoli, enfrentó al gobernante Frente Progresista con el kirchnerismo. La contienda traspasó las fronteras locales y anticipó el alto impacto nacional que tendrán las elecciones legislativas del próximo año.

En paralelo, Bonfatti adelantó ayer que trabaja en un proyecto para reformular la estructura de la fuerza de seguridad. No obstante aclaró que, para su gestión en materia de políticas públicas, «no hay un antes y un después del caso Tognoli». «Nosotros no vamos a actuar en función del caso Tognoli», puntualizó, y ratificó así su política de seguridad provincial, fuertemente cuestionada por la oposición legislativa.

«A ninguna organización uno la transforma por un decreto o por una ley, porque enfrente hay personas. Por lo tanto, los cambios tienen que ser graduales, y nuestra pretensión es un control estricto y absoluto desde la autoridad política; la Policía no se puede manejar en forma autónoma», consideró Bonfatti, en declaraciones a El Litoral.

Asimismo, el mandatario afirmó que «una organización de 18 mil personas no existe en el mundo, es inmanejable» y explicó que «no porque sea la Policía, sino por el volumen». Al respecto, Bonfatti informó que se definirá en los próximos días un nuevo proyecto de reestructuración para la fuerza provincial. «Estamos trabajando con el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, y con todos sus colaboradores, en cómo hacemos unidades más pequeñas, más fáci-les de abordar. Y obviamente, con un control estricto desde la Secretaría de Control y la Dirección de Asuntos Internos», completó.

Dejá tu comentario