Del Potro ganó con lo justo en Cincinnati

Edición Impresa

La jornada de ayer trajo sensaciones ambiguas para la Legión en el Masters 1000 de Cincinnati (3.079.555 dólares, dura). Por un lado, alegría por el triunfo de Juan Martín del Potro, aunque sin lucir demasiado. Por el otro, la caída de Juan Mónaco, que poco pudo hacer ante Novak Djokovic. Después de perder en su segundo partido en Montreal, con una contractura en la espalda a cuestas, Del Potro regresó con triunfo sobre el ruso Nikolay Davydenko, para instalarse ya en los octavos de final. La "Torre de Tandil" se impuso por 7-5 y 7-5, en una hora y 42 minutos, sin evidenciar grandes secuelas de los dolores que le afectaron la zona lumbar, pero tampoco delegando en su saque la potencia que suele aprovechar. Hoy seguirá probando la "máquina" ante el español Feliciano López, que se vio beneficiado por el retiro del francés Jeremy Chardy en el segundo set.

En cambio, Mónaco poco pudo hacer ante Djokovic, que se impuso por 7-5 y 6-2 en una hora y 17 minutos. Como en muchos de los partidos en los que se enfrentaron, el tandilense estuvo a la altura. Pero en los momentos claves, fue el serbio el que supo apretar a tiempo. Ya en el segundo set, Pico no pudo acomodarse, perdió el saque y ya no hubo tiempo para nada más. En otros partidos de la jornada, Andy Murray superó a Mikhail Youzhny y también avanzó Tommy Haas.

Dejá tu comentario