Detuvieron a empresario por causa DNI-Siemens

Edición Impresa

El empresario Carlos Sergi, ex director de la filial local de Siemens, quedó detenido ayer a disposición de la Justicia. El juez federal Ariel Lijo ordenó apresar al ejecutivo, que hasta anoche permanecía en su casa con custodia a la espera de ser revisado por un médico para establecer si está en condiciones de declarar en la causa en la que se investigan presuntos sobornos por parte de Siemens para la obtención del contrato de confección de los DNI en la década del 90.

Lijo ordenó detener a Sergi luego de cuatro intentos frustrados por tomarle declaración indagatoria en el expediente. Ayer mismo el empresario se excusó de asistir al tribunal a través de su abogado con el argumento de que no se sentía bien. El magistrado libró entonces una orden de captura para forzar su presentación judicial «con la fuerza pública».

Una comisión de la Policía Federal ubicó al ejecutivo en su departamento de las torres Le Parc, en el barrio de Palermo. Tras alegar una dolencia, Lijo resolvió enviarle un médico legista para revisarlo. En caso de estar en condiciones de presentarse, será trasladado hoy a la alcaidía de los tribunales federales de Comodoro Py.

Listado

Sergi integraba una lista con una veintena de ejecutivos elaborada por Lijo en diciembre último para prestar declaración indagatoria en la causa. En ella figuran exdirectivos de Siemens y de las compañías que se asociaron con la multinacional para el emprendimiento de los documentos de identidad. El magistrado investiga si la empresa de capitales alemanes había pagado sobornos a funcionarios del Gobierno de Carlos Menem y Eduardo Duhalde para la obtención de la licitación para la confección de los nuevos DNI. Ese contrato fue cancelado en 2001 por orden del entonces presidente Fernando de la Rúa.

Siemens reconoció haber efectuado pagos irregulares por u$s 106 millones para quedarse con ese contrato. Lo asumió ante la Comisión de Valores y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, y por ello pagó sendas multas. También hizo un reconocimiento y un pago ante la Justicia federal alemana. La compañía sólo admitió irregularidades en los asientos contables, pero dijo no saber el destino final de esos fondos.

En la Argentina, Lijo analiza si hubo funcionarios beneficiarios de esos pagos. Los diarios alemanes que tuvieron acceso al expediente local señalaron la inicial C.M., así como a funcionarios de su gabinete como C.C. y H.F. También, a C.S., entonces director de Siemens. Las acusaciones partieron de la aparición de las siglas de los beneficiarios de los presuntos sobornos.

Mientras la Justicia estadounidense impulsa abrir una investigación en contra de los acusados por las presuntas coimas -contra las personas jurídicas ya no se puede accionar luego del arreglo extrajudicial que derivó del reconocimiento- Lijo analiza la ruta del dinero y si hubo más de una administración involucrada. Es que los pagos se concretaron entre 1998 y 2007, aunque se cree que en los últimos años eran deudas reclamadas por los beneficiarios originales. En el expediente figuran constancias de dos supuestos depósitos a favor de Sergi por un total de $ 15 millones entre 1998 y 1999 en una cuenta en un banco de Suiza.

Dejá tu comentario