30 de marzo 2011 - 00:00

Europa sufre la falta de crudo de alta calidad

La paralización del sector petrolero libio no sólo afecta el comercio exterior del país. También la población civil vive las complicaciones derivadas de la falta de combustibles.
La paralización del sector petrolero libio no sólo afecta el comercio exterior del país. También la población civil vive las complicaciones derivadas de la falta de combustibles.
Washington - La detención de la producción en los pozos petroleros libios constituye un rompecabezas para los países consumidores, que buscan una solución de recambio para compensar la pérdida de una fuente de petróleo liviano muy apreciado por los refinadores.

Tras un mes de conflicto entre los rebeldes y las fuerzas de Muamar Gadafi, el mercado petrolero mundial quedó privado de los 1,3 millón de barriles que Libia exportaba -en gran parte hacia Europa- antes de la crisis. Esto equivale a alrededor del 1,5% del consumo mundial de crudo.

En los papeles, compensar esta falta no es muy complicado: Arabia Saudita, primer productor de la OPEP, dijo que tenía una capacidad de producción extra de 3,5 millones de barriles diarios si fuera necesario. Pero en los hechos, el crudo saudita disponible es de menor calidad que el libio, que es más liviano y tiene un bajo tenor de azufre, por lo que es más fácil y barato de refinar.

Los consumidores «están obligados a evaluar sus opciones, porque parece claro que por ahora la oferta de Libia va a seguir perturbada», dijo el analista Bhushan Bahree, del gabinete IHS Cera.

«Los crudos más parecidos están en Argelia, Angola y Nigeria. Ninguno es exactamente igual, pero son muy parecidos», agregó.

La demanda de petróleo de esos países saltó desde el comienzo de la crisis, impulsando los precios al alza.

El crudo nigeriano de referencia, el Bonny Light y el argelino Sahara Blend valen actualmente 3,40 y 2,85 dólares más respectivamente que la cotización de referencia en Londres, donde el barril oscila un nivel de 115 dólares.

«Nigeria bombea todo lo que puede» para responder a la demanda, dijo Mike Fitzpatrick, analista de la firma Kilduff Report.

Pero estos países también pasan por sus propias crisis: en Argelia hubo manifestaciones que llevaron al Gobierno a prometer reformas y levantar el estado de emergencia a fines de febrero. En Nigeria, donde las instalaciones petroleras son blanco regular de grupos rebeldes, hay elecciones previstas para abril.

Según los analistas, las repercusiones del conflicto libio son por ahora limitadas, porque los refinadores usan las reservas existentes. Pero en caso de una crisis prolongada podrían tener que decidir refinar crudo más pesado, a un costo más alto.

El Departamento de Energía de EE.UU. se inquietó recientemente por las consecuencias de esta adaptación de los procedimientos de refinado, que podría ocurrir en un momento en que las industrias petroleras aceleran su producción de combustible a la espera del verano boreal, un período de mucho consumo en Estados Unidos. Pase lo que pase en el plano técnico, los precios de las combustibles ya se dispararon en todo el mundo.

Agencia AFP

Dejá tu comentario