Fuertes tormentas paralizan a EE.UU.

Edición Impresa

Washington - La costa este de Estados Unidos se paralizó ayer como consecuencia de las fuertes y excepcionales tormentas de nieve que aquejaron a la zona en los últimos días y provocaron anulaciones de vuelos, oficinas cerradas y calles desiertas. Con dos grandes tormentas en menos de una semana, Baltimore, Filadelfia y Washington vivieron las ventiscas más importantes desde que existen las previsiones meteorológicas en Estados Unidos, con 1,71 m de nieve en la capital, por lo que más de 50 millones de estadounidenses, es decir, una sexta parte del país, se vieron perjudicados por las condiciones climáticas.

Pese a la llegada de un sol radiante a Washington ayer, varias calles se encontraban cubiertas de una espesa capa blanca, las estalactitas decoraban aún los porches de las casas y una calma inhabitual reinaba en el centro administrativo de la ciudad.

La mayoría de los 230.000 funcionarios del Estado federal trabajó desde sus casas por cuarto día consecutivo, lo cual, según estimaciones, generaría una pérdida de productividad de u$s 100 millones por día, y las escuelas de la capital no abrirán hasta la semana próxima.

Sin embargo, algunos espacios comenzaban a recobrar vida. El Senado, que cerró el miércoles, tenía previsto retomar sus actividades.

Agencia AFP

Dejá tu comentario