Gobierno vs. bancos: multas no podrán deducirse de impuestos

Edición Impresa

 El Gobierno salió ayer a asegurar el golpe que pretendió dar hace pocos días contra los balances de los bancos y las casas de cambio y que anticipó Ámbito Financiero. A sólo días de que el Banco Central dispusiera que todos ellos debían empezar a considerar como "pérdidas" las multas que reciben de cualquier organismo oficial (BCRA, CNV, UIF o Superintendencia de Seguros), aun cuando haya medidas judiciales que les hayan permitido suspender el pago, en un esfuerzo por atenuar sus ganancias y frenar el giro de dividendos, la AFIP resolvió ayer que tampoco podrán deducirlas del pago del Impuesto a las Ganancias.

Se presumía que los bancos podían sacar provecho impositivamente de esta nueva normativa, pagando menos gravamen por Ganancias. Frente a esto, el organismo que preside Ricardo Echegaray se expidió a través de la Circular 1/2015 y salió a aclarar que estas sanciones, una vez "previsionadas", no quedarán exceptuadas del impuesto.

"Las multas y sanciones no se encuentran vinculadas con la obtención ni conservación de ganancias gravadas por el Impuesto a las Ganancias", explicó en ese documento.

El organismo hizo mención a la jurisprudencia administrativa y judicial que confirma que las sumas abonadas en conceptos de multas por otros órganos del Estado no resultan deducibles por no ser "un gasto necesario para obtener, mantener y conservar la fuente dado que las mismas no tienen ninguna influencia en las ganancias".

La aclaración de la AFIP se efectúa luego de que en distintas acciones de control el organismo detectó el desarrollo de planificaciones fiscales nocivas que pretenden reducir la carga del Impuesto a las Ganancias por parte de bancos y otras entidades financieras ingresando como gastos las multas del BCRA.

La decisión representa un golpe para los balances de un sector que en la actual gestión recibe multas con mayor intensidad y velocidad que en las anteriores, y que se sentirá con más fuerza en las entidades más chicas del sistema. Las casas de cambio, que en los últimos meses concentraron la mayor cantidad de sanciones, podrían ser las principales afectadas.

Según la nueva normativa del BCRA, los bancos y las casas de cambio deberán exponer y hacer previsiones por el 100% de estas multas en sus estados contables, e informarlas por notas en los balances que presenten sobre el primer trimestre.

La medida afectará también el giro de dividendos de las entidades que fueron multadas, porque repercutirá en sus patrimonios y les hará más difícil cumplir con los requisitos adicionales de capital que deben tener por encima de lo que se les exige para operar, una vez distribuidos sus resultados.

Según los banqueros, que aún no tienen cálculos preliminares, el cambio tendrá un efecto "significativo" para algunas entidades por las sanciones millonarias que ya se dispusieron en el último tiempo, pero podría volverse un instrumento de presión hacia adelante, también, por las sanciones que se resuelven aplicar a lo largo de este año electoral.

En el sector suelen acusar al Central, a la UIF y a la CNV de administrar sus facultades con cierta discrecionalidad política.

En el imaginario del mercado financiero sobrevuelan las multas que se aplicaron este año a entidades vinculadas a Jorge Brito, Federico Sturzenegger, Horacio Liendo y Gabriel Martino. Sobre el Banco de Valores, por ejemplo, el castigo fue de un total de $ 161,6 millones.

Dejá tu comentario