Goleó y le dio una mano a Boca

Edición Impresa

Los de Avellaneda impidieron que el equipo rojinegro se acercara más al Xeneize, el puntero.

Luego del empate ante Estudiantes, en La Plata, Boca se encomendó a que Independiente le diera una mano ante Newell's, su más inmediato perseguidor en la lucha por el título. Y vaya si no lo ayudó: en Rosario, los Rojos aprovecharon una noche fatídica del equipo rojinegro y se impusieron por 4-2.

Los dirigidos por Ariel Holan pegaron de entrada nomás. A los dos minutos, Martín Benítez desbordó por izquierda y buscó la llegada de Fabricio Bustos, quien llegó de frente y disparó al arco (con un desvío en Nehuén Paz). Sin embargo, a los 19, Ignacio Scocco cambió un penal (mano de Walter Erivti dentro del área) por gol para sellar el 1-1 al cabo del primer tiempo.

En el complemento, Independiente otra vez madrugó: Bustos se proyectó y tocó al medio para Emiliano Rigoni, quien definió con un zurdazo cruzado. Con la ventaja, el conjunto de Avellaneda se envalentonó y castigó de contraataque a Newell's, que se quedó sin variantes en ataque. A los 26, Emanuel Gigliotti fusiló de cabeza a Luciano Pocrnjic, tras un centro preciso de Hernán Barco. Y a los 31, nuevamente marcó el "Puma", con un amague ante el arquero y un sutil toque. Sobre el final anotó Maxi Rodríguez, para las estadísticas.

Dejá tu comentario