18 de abril 2023 - 00:00

Los combates en Sudán ya dejan 185 muertos

Jartum - Más de 185 personas murieron y al menos 1.800 resultaron heridas en Sudán por intensos combates que desde hace tres días enfrentan al ejército y a un poderoso grupo paramilitar, informó Naciones Unidas.

En el cielo de Jartum, los aviones del general Abdel Fatah al Burhan, líder de facto del país desde un golpe de 2021, intentan imponerse al fuego de los blindados de los paramilitares dirigidos por su número dos, el general Mohamed Hamdan Daglo, conocido como “Hemedti”.

Numerosas oenegés y agencias de la ONU suspendieron sus actividades ante los saqueos y las “graves vulneraciones” ocurridas contra su personal. Ayer, la Unión Europea denunció que su embajador “fue atacado en su propia residencia”, aunque se encuentra bien.

Al menos dos hospitales de la capital fueron evacuados “mientras los cohetes y las balas acribillaban sus paredes”, alertaron los médicos, que afirman haberse quedado sin bolsas de sangre y sin material sanitario.

Un olor a pólvora se desprendía desde el sábado en la ciudad, en la que se elevan columnas de humo negro. Los habitantes seguían atrincherados en sus casas, la mayoría sin agua corriente ni electricidad.

Más de 185 personas murieron y 1.800 resultaron heridas desde que empezaron los choques, señaló el jefe de la misión de la ONU en el país, Volker Perthes.

“La situación es muy cambiante. Es difícil evaluar en qué sentido evoluciona el equilibrio”, declaró Perthes a la prensa desde Jartum.

Ninguno de las dos partes ha comunicado sus pérdidas.

El sindicato oficial de médicos había contabilizado previamente al menos 97 civiles muertos, cerca de la mitad en Jartum, y “decenas” de combatientes fallecidos. También cifró en 942 los heridos.

Estados Unidos y el Reino Unido pidieron el lunes el “fin inmediato” de la violencia, como ya hicieron la Liga Árabe y la Unión Africana.

El secretario general de la ONU, António Guterres, instó a los dos generales a cesar “inmediatamente las hostilidades”, que podrían ser “devastadoras para el país y toda la región”.

Dejá tu comentario