Marwan, el superviviente

Edición Impresa

El niño sirio de cuatro años llegó solo a la frontera de Jordania sin sus padres y con pocas pertenencias, tras una dura caminata por el desierto para huir de la guerra civil en su país. La ONU -que retrató el momento- lo asistió para reunirse con su familia. Cada día llegan a los países limítrofes decenas de menores huérfanos procedentes de Siria. A finales de 2013 se registraron cerca de 4.000 casos.

Dejá tu comentario