Messi y Verón no son rivales

Edición Impresa

Se quieren y se nota en cada declaración. Son los dos jugadores de los que más se espera en la Selección. Uno es un líder natural y con los años ha acentuado ese liderazgo, el otro, según su técnico «tiene el gen de la victoria en su cuerpo». Mañana van a ser rivales en la final del Mundial de Clubes, pero Juan Sebastián Verón y Lionel Messi aunque jueguen el partido a muerte (como seguramente lo van a hacer) no son rivales, son compañeros y por suerte los tenemos en la Selección argentina.

La relación entre ambos se dio desde el primer momento y se consolidó en la Copa América de Venezuela, donde la Argentina perdió la final ante Brasil. Allí, Verón, además de declarar su admiración por el juego de Messi, lo buscaba permanentemente y el de Barcelona valoraba esa situación.

Por eso no extrañaron las declaraciones de Lionel Messi del miércoles, cuando dijo: «¿Qué voy a hacer con Verón antes del partido?, le voy a desear suerte, yo tengo mucho aprecio por él».

Por eso, una de las cosas más esperadas será el abrazo en la mitad de la cancha de ambos en el saludo inicial y, seguramente, en el final. Esta vez van a estar frente a frente, pero en la Selección se volverán a juntar para mostrar todo su talento. Son las cartas más importantes que Diego Maradona tiene en el mazo para jugar el Mundial y, por suerte, entre ellos hay respeto y cariño y no compiten para ser el líder.

Dejá tu comentario