"Mi loca de amor de ‘La leona’ es el sueño de toda actriz"

Edición Impresa

• ESTHER GORIS VUELVE AL TEATRO COMO AUTORA Y PROTAGONISTA DE UNA COMEDIA ROMÁNTICA

El 29 de junio Esther Goris debutará en el Multiteatro como autora y protagonista de la comedia romántica "Como te soñé", escrita junto a Camila Quiroga y dirigida por Valeria Ambrosio. El resto del elenco está integrado por Maxi Ghione, Vanesa Butera, Sergio Alejandro Caputo y la propia Qui-roga.

"Para mí este es un rol muy deseado. No tiene nada que ver con lo que hice hasta ahora y es tan parecido a mí que casi no lo tengo que actuar",
afirma Goris.

La actriz tiene una destacada participación en "La leona", la tira que protagonizan Nancy Dupláa y Pablo Echarri, y su personaje sigue dando que hablar tanto por sus andanzas sexuales como por su obsesión con los gusanos de seda.

Goris es autora de una obra de teatro ("El otro sacrificio") y de varios guiones de cine y televisión. Su nueva pieza teatral narra la historia de una escritora a la que le va mal en todos los aspectos de su vida.

"Es todo lo contrario a los personajes que generalmente hice", asegura. "A esta mujer le va pésimo: su pareja la reemplazó por una adolescente, está bloqueada con la pieza teatral que tiene que escribir y ya se gastó el dinero del adelanto. Pero un día aparece en su casa un hombre que dice ser un personaje que ella dejó abandonado en una novela sin terminar y le pide que complete su tarea. ¿Es cierto? ¿Es mentira? No lo sé, hay amores que superan la ficción".

Periodista: Hay que tener cuidado con lo que uno desea porque puede hacerse realidad.

Esther Goris:
¡Qué buen slogan! Si me lo permite, lo voy a usar. Sigo... La escritora se enamora del personaje que escribió. Pero hay que ver lo qué hace una cuando el hombre de sus sueños se presenta en el living de su casa. Se podría decir que "el otro" es casi siempre producto de nuestra propia construcción.

P.: La trama parece más afín a un guión de Hollywood que a una comedia argentina.

E.G.:
Yo veo mucho cine y soy muy afecta a las grandes comedias románticas, como "Cuatro bodas y un funeral", "Notting hill" o "Cuando Harry conoció a Sally" Es un género que aquí no está muy instalado. Recién ahora está apareciendo en nuestro cine, pero todavía es un nicho poco explorado. Yo trabajé en algunas comedias producidas por TV pública, como "Jorge" y "Las trece esposas de Wilson Fernández", pero éste es mi rol más deseado, poder interpretar a una escritora medio torpe.

P.: Su personaje en "La leona" es una máquina sexual irresistible pese a haber pasado ya la edad del recato...

E.G.:
Tengo 53. Lo digo porque la gente me atribuye más años. Para mí es un personaje hermoso, lleno de matices y de una fragilidad enorme. Una loca de amor. El sueño de toda actriz. En cuanto a los desnudos... Yo les dije, medio en broma: "Chicos, recuerden que Greta Garbo se retiró a los 36". Se rieron pero no hubo vuelta atrás, había que hacer esas escenas y las hice. Para mí fue una gran alegría compartirlas con Miguel Angel Solá [su marido en la ficción]. Nunca había trabajado con él y fue un placer enorme. Para él escribí hace años la telenovela "Cartas de amor en cassette".

P.: Es un buen momento para las actrices maduras.

E.G.:
Sí. Una mujer de mi edad, hace 50 años no tenía más opciones. Hoy por hoy si no tiene pareja, tiene ganas de tenerla y de encarar nuevos proyectos. Somos la primera generación de mujeres y de hombres que después de los cincuenta estamos preparándonos para una nueva vida laboral y afectiva. Al extenderse el promedio de vida también se han extendido nuestros sueños y deseos. Todo se ha corrido. Aunque no sé si ese cambio ha sido tan bueno como creemos.

P.: ¿A qué se refiere?

E.G.:
Provoca cierta angustia pensar en cómo vamos a llevar nuestra vida de aquí en más. Antes todo estaba resuelto y predeterminado. Hoy todo está por decirse y eso conlleva un gran desasosiego; quizás porque uno tiene la obligación, aparentemente, de equivocarse menos. Y, además, estamos atravesando la peor crisis que ha tenido la pareja en toda su historia. Antes era más fácil amarse para toda la vida, porque la vida duraba menos y las expectativas de lo que cada uno quería para sí eran más modestas. "Como te soñé" es una comedia blanca, muy divertida y con muchas sorpresas. Tendría que tener un cartel que diga: "no cuente el final" y yo agregaría: "tampoco cuente el principio".

Entrevista de Patricia Espinosa

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario