19 de abril 2013 - 00:00

Misiones: analizan limitar compra de nafta

Largas filas en las estaciones de servicio de Puerto Iguazú, en las que se mezclan cientos de ciudadanos brasileños y paraguayos que buscan aprovechar las diferencias cambiarias entre los países.
Largas filas en las estaciones de servicio de Puerto Iguazú, en las que se mezclan cientos de ciudadanos brasileños y paraguayos que buscan aprovechar las diferencias cambiarias entre los países.
Misiones - El Concejo Deliberante de Puerto Iguazú evalúa imponer topes a la venta de combustible y definir colas diferenciadas para automovilistas extranjeros en estaciones de servicio, para hacer frente al aluvión de compradores de Brasil y Paraguay, tentados por las diferencias cambiarias.

Estas distorsiones en materia de precios de frontera se viven también en el límite de la Argentina con Uruguay, lo cual forzó al presidente oriental, José Mujica, a aplicar desde el 8 de abril el programa Cero Kilo, que frena las compras hormiga diarias de productos en supermercados y comercios de localidades entrerrianas fronterizas. Incluso, no descarta implementar el plan Cero Litro para hacer extensiva la medida a las estaciones de servicio recostadas sobre la costa del río Uruguay.

En Puerto Iguazú, las largas filas -de hasta 500 metros y por hasta tres horas- de vehículos y de clientes a pie con bidones se volvieron una constante en los últimos días en las cuatro estaciones de servicio de la ciudad de las Cataratas.

Pero la provisión de combustible no logra calmar la expectativa, y esta semana se agotó durante dos días consecutivos.

Frente a este escenario, el Concejo Deliberante busca regular el consumo, ante el creciente descontento de los vecinos por las señales de desabastecimiento. En esa línea, los proyectos en danza impulsan -en un escenario no exento de polémica- desde un límite en las ventas de 200 pesos por persona, hasta la implementación de filas diferenciadas para chapas extranjeras, con el objetivo de priorizar el consumo local.

Según Radio Cataratas, un proyecto del renovador Roberto Arévalo sugiere ambas variantes, aunque no aclara si el límite debe ser o no generalizado. Pero respecto de las colas diferenciadas, el radical Salvador Morel consideró que "el Concejo tiene atribuciones para establecer esa regla, pero no para poner tope a la venta de combustible, porque el usuario puede hacer una denuncia por entenderlo como un acto discriminatorio".

"La asimetría que existe entre nuestro país con Brasil y Paraguay hace que los costos para ellos disminuyan en un 20%", dijo el titular de la Cámara de Comercio local, Jorge Florentín.

Dejá tu comentario