Nuevos cruces por la “doble candidatura” que alienta Schiaretti

Edición Impresa

La reforma electoral sería tratada en el recinto en abril. Desde la oficialista UpC remarcan que la ingeniería ya rige en la ciudad de Córdoba.

Con la mirada puesta en 2019, la reforma electoral que impulsa Unión por Córdoba (UpC) -que lidera el peronista Juan Schiareti- y que promueve el aval a "dobles candidaturas" a gobernador y a legislador provincial, desató nuevos cruces entre el oficialismo y la oposición.

En la práctica, el proyecto de UpC -enviado a fin del año pasado y que sería tratado en la Legislatura en abril- amenaza con fragmentar o al menos erosionar a Cambiemos, al tentar a más aspirantes al máximo cargo provincial, a sabiendas de que podrán lanzarse hacia el botín mayor con la posibilidad de batallar también una banca en la unicameral Legislatura como cabeza de lista.

La ingeniería se monta en la multiplicidad de candidatos de Cambiemos a la gobernación, un ramillete integrado a priori por dos radicales -el intendente capitalino Ramón Mestre y el el presidente del interbloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados nacional, Mario Negri-, el diputado nacional macrista Héctor Baldassi y el ahora funcionario del Ministerio del Interior, Luis Juez (Frente Cívico).

El contraste es grande con el oficialismo provincial, donde todo parece encaminado a una pelea de Schiaretti por su reeelección.

"La reforma electoral que promueve el gobernador es una trampa para dividir a la oposición e intentar quedarse en el poder 4 años más", disparó en las últimas horas, por caso, Negri.

"Un cambio serio debe incluir las PASO y el ballotage en la provincia, para adecuarlo al sistema electoral nacional y al de la mayoría de las provincias", contraatacó.

En sintonía se expresó días atrás el titular del bloque radical en la Unicameral, Orlando Arduh. "La doble candidatura es sólo para dividir el voto de Cambiemos", dijo.

En la vereda del oficialismo, en tanto, quien salió a defender la reforma es uno de los autores del proyecto, el presidente provisional de la Legislatura, Oscar González. "Con el mismo argumento que rige actualmente para la ciudad de Córdoba o para los municipios que se rigen para la Ley Orgánica Municipal, no veo razón por la cual alguien pueda decir que lo que es bueno para la ciudad, sea malo a nivel de la provincia", argumentó, en declaraciones reseñadas por La Voz.

González citó dos casos de candidatos a intendente en 2015, que perdieron -fue reelecto Mestre- y que sin embargo consiguieron un pase al Concejo Deliberante.

"Gracias a esto, Esteban Dómina y Tomás Méndez son concejales; es decir, los dirigentes más conspicuos de cada fuerza política, en lugar de volverse a su casa si no logran ganar la candidatura a intendente y sí sacan la suficiente cantidad de votos para ser concejales, pasan a integrar el Concejo Deliberante", remarcó.

González también aclaró que "será el ciudadano quien decide si además de votarlo como candidato a gobernador lo tiene que votar también como candidato a legislador, porque los votos obtenidos como candidato a gobernador no se trasladan a la lista de legisladores automáticamente".

"Los candidatos a gobernador y vicegobernador podrán ser simultáneamente candidatos a legisladores por distrito úni-co", sostiene, por de pronto, el proyecto. Pero el traslado de votos no es automático: el elec-tor deberá marcar en la boleta única -que rige en Córdoba- al mismo candidato en las dos columnas: la de gobernador y la de legislador.

Dejá tu comentario