Obama ahora manda tropas para rescatar a 200 niñas en Nigeria

Edición Impresa

Washington - En respuesta a un clamor político interno e internacional, el presidente de EE.UU., Barack Obama, incrementó ayer los esfuerzos por localizar a las más de 200 niñas nigerianas secuestradas por la secta islamista Boko Haram con el despliegue de 80 militares en Chad, apenas horas después de que el Congreso reforzara su presión para que tomara cartas en el asunto.

Hasta ahora, la ayuda estadounidense se había limitado a cerca de treinta técnicos de distintas disciplinas que asistieron sobre el terreno a las autoridades nigerianas, quienes aún no han cosechado frutos en la búsqueda de las niñas. Con este paso, se produce por primera vez un involucramiento militar efectivo.

Obama remitió una notificación al Congreso en la que anunció su decisión y explicó que dichas tropas "apoyarán operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento aéreo sobre el norte de Nigeria y las zonas colindantes".

"Esta acción se tomó en interés de la seguridad nacional de Estados Unidos y de nuestra política exterior", explicó el mandatario, quien hizo uso de sus poderes como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

El despliegue se compone de 40 operadores de aviones no tripulados o drones y de otros tantos miembros de la Fuerza Aérea encargados de la seguridad y de proveer asistencia sobre el terreno a las aeronaves.

El teniente coronel Myles Caggins aclaró, con todo, que "es importante destacar que estos efectivos se mantendrán en su base aérea de operaciones y ninguno de ellos tiene como misión desplazarse sobre el terreno para una misión de rescate".

"Los hemos movilizado a Chad porque así (los drones) pueden pasar más tiempo en el aire vigilando la zona", agregó el teniente coronel.

Estados Unidos no cerró todavía un acuerdo con el Gobierno de Nigeria para compartir los datos de inteligencia obtenidos por los drones, algo en lo que trabaja el Comando del Pentágono en África.

Mientras tanto, el Gobierno de Chad ha permitido el despliegue del contingente anunciado ayer en su territorio, así como los vuelos de los drones, algo que ampliará el tiempo de vigilancia de la zona noreste de Nigeria y las regiones vecinas de Chad.

La decisión del presidente estadounidense se hizo pública apenas unas horas después de que el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes realizara una audiencia sobre la amenaza de Boko Haram, en la que los legisladores incrementaron su presión sobre Obama, a quien pidieron acciones contra el grupo terrorista.

Los legisladores que conforman el panel ya fueron clave al insistir durante meses al Departamento de Estado para que incluyera a Boko Haram -un grupo islamista que hace del rechazo violento a que las mujeres vayan a la escuela y reciban educación de tipo occidental- en su lista de grupos terroristas internacionales, algo que no se materializó hasta finales del pasado año.

"Boko Haram está en un proceso de expansión de su terror y de la frecuencia de estos ataques, los ataques a las niñas. Ésa ha sido su evolución; los militares nigerianos se sienten intimidados y asustados, una gran cantidad de unidades militares huyeron y (les resulta más fácil) entrar y secuestrar a las niñas", advirtió el presidente del Comité, el republicano Ed Royce.

Agencias EFE, AFP y DPA,

y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario