Obligada a ganar y a cambiar la imagen

Edición Impresa

El seleccionado argentino, tras la decepcionante derrota con Venezuela y el pobre empate cosechado ante Bolivia, buscará su recuperación frente a Colombia en el estadio Metropolitano de Barranquilla desde las 18 de Buenos Aires.

El cotejo, por la cuarta fecha de las eliminatorias sudamericanas con miras al Mundial de Brasil 2014, será arbitrado por el brasileño Salvio Fagundes, secundado por sus compatriotas Alessandro Rocha y Erick Bandeira. El seleccionado argentino suma cuatro unidades en tres cotejos jugados: triunfo ante Chile por 4 a 1, derrota histórica ante Venezuela en Puerto La Cruz por 1 a 0 y otra decepcionante actuación el pasado viernes, cuando solamente empató con Bolivia en un tanto, en Buenos Aires.

Por su parte, Colombia, que en la primera jornada quedó libre, también consiguió un hecho inédito en su historia con una victoria ante Bolivia por 2 a 1 en los 3.600 metros de La Paz, y hace tres días empató con Venezuela, en Barranquilla, 1 a 1, sumando cuatro puntos en dos partidos.

Para el cotejo de hoy, el

entrenador Alejandro Sabella dispondría de variantes de nombres y hasta de posiciones habituales, pasando de un planteo ofensivo 4-3-3 a un 4-4-2 más cauteloso.

La principal novedad sería el retraso de Javier Mascherano, siempre volante central en el seleccionado, al puesto de primer marcador central, tarea que realiza en el Barcelona de España, en algunas ocasiones.

Además, el habitual marcador central, Federico Fernández, dirigido por Sabella en Estudiantes de La Plata, jugaría como marcador de punta por la derecha en lugar de Pablo Zabaleta.

En el mediocampo ingresarían José Sosa por Javier Pastore, Pablo Guiñazú por Ricardo Álvarez, y Rodrigo Braña se sumaría al mediocampo por el defensor Martín Demichelis, de mal rendimiento con un error grosero en el gol de Bolivia en Buenos Aires.

Más allá del temor por la alta temperatura y humedad de Barranquilla, la ciudad costera colombiana sufre hace cuatro días jornadas de lluvias intensas y para hoy el pronóstico indica las mismas condiciones.

La idea de Sabella, con este dibujo más conservador, sería darle mayor seguridad en la faceta defensiva, deficitaria en los encuentros ante Venezuela y Bolivia, aunque con apariciones inéditas, como la de Mascherano en la zaga.

Por el lado de Colombia, el entrenador Leonel Álvarez no confirmó el equipo, del que dijo sabe «un noventa por ciento», y aunque remarcó que «muy seguramente» jugará con dos hombres en el ataque, no se descarta que cambie el esquema por un 4-4-1-1, caso en el que saldría el delantero de Racing Teófilo Gutiérrez.

La duda en el «módulo táctica pasa sólo por un nombre», dijo Álvarez en la conferencia de prensa de ayer en la concentración colombiana: si sigue «Teo», se mantendrá el 4-4-2 como ante Venezuela; si elige a Adrián Ramos por izquierda, el esquema será un 4-4-1-1, con James Rodríguez de enganche y Jackson Martínez como única punta.

Dejá tu comentario