13 de octubre 2009 - 00:00

Pocas explicaciones para una rueda inusual

Pocas explicaciones para una rueda inusual
Decir que el Dow pasó en apenas minutos de ganar un 0,40% a perder un 0,13% porque una ola vendedora apareció en el mercado es describir, pero no explicar, lo acontecido. La mañana había arrancado sin sorpresas. El dólar perdiendo terreno (un 0,4% abajo frente a las principales monedas) y los demás activos financieros ajustándose como lo han venido haciendo prácticamente todos los días -en más de 40 años no se ha visto nada parecido-, desde hace ya algunos meses (al cierre, los commodities avanzaban el 1,1%; el petróleo trepó un 2,09%, a u$s 73,27 por barril; el sector energético lideraba las subas con una mejora del 1,2%; el oro +0,8%, etc.), alcanzando el Promedio Industrial un nuevo máximo anual que los más vociferantes achacaban a los buenos balances que esperan ver esta semana. Fue entonces que, de la nada, sin que mediara ninguna noticia puntual, a las 14.07 la ganancia de las acciones se evaporó.

Lo que podemos decir es que fueron papeles industriales, como Boeing o United Technologies -tal vez podríamos incluir en esta lista algunos papeles tecnológicos, como Sandisk- los que lideraron el retroceso. Ante esta falta de explicaciones, se habló de la importancia que han tomado los flujos de fondos en los últimos tiempos. Se habló también del bajo volumen negociado (el más bajo desde el 2 de enero), previsible por celebrarse el Columbus Day y de los dichos de la Secretaría de Seguridad Interior que Al Qaeda opera en los EE.UU. Un poco más tarde, los alcistas se volcaron sobre el sector financiero que, de retroceder, pasó a ganar un 0,9% y llevó a que el Dow terminara la jornada avanzando un 0,21%, a 9.885,8 puntos.

No tenemos explicaciones claras, así puede ser incluso que la rueda de ayer haya sido

una suerte de contracara a la del viernes, cuando a pesar de la suba del dólar las acciones ganaron terreno.

Dejá tu comentario