Previsible: nueva oleada de subas del boleto en provincias

Edición Impresa

Tras los incrementos de mediados de 2012; en Córdoba, Río Gallegos y Río Grande, por caso, ronda ya los 4 pesos

Una nueva andanada de incrementos para el boleto de colectivos estalló en el interior y ya impacta en el bolsillo de los ciudadanos. La primera ola fuerte de aumentos se concentró a mediados de 2012 -aunque algunos distritos pioneros ya habían elevado las tarifas desde el inicio del año-, cuando la Nación modificó el esquema de subsidios para el transporte de pasajeros y puso un tope a los fondos que se envían a cada provincia, ciudad y empresa. A partir de eso, las pioneras en aprobar subas fueron las ciudades de Buenos Aires, Mendoza, Paraná (Entre Ríos) y Bariloche (Río Negro), y las siguieron las capitales de Córdoba, Misiones, Jujuy y Chaco.

Con el telón de fondo de incertidumbre que les genera el congelamiento de los subsidios a nivel nacional, los incrementos siguen sin cesar y ya se enlista entre los distritos que autorizaron aumentos en el precio del boleto de colectivos poco más de medio país. En efecto, en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, en Santa Fe, Chaco, La Rioja, Neuquén, Río Negro, Jujuy y Misiones, los precios superan los $ 3, mientras Santa Cruz, Tierra del Fuego y Córdoba tienen como valores máximos los $ 4. En tanto, en otros tres distritos el viaje mínimo vale $ 2,75 y en otras nueve capitales provinciales tiene un valor de $ 2,50, mientras sólo San Luis mantiene desde 2009 sin modificaciones la tarifa, que sigue en $ 1,50.

Por caso, el boleto mínimo en la capital cordobesa cuesta $ 4,10 desde que se aumentó el 18 de enero, cuando tenía un valor de $ 3,20. La decisión del intendente radical Ramón Mestre, avalada por el Concejo Deliberante, no sólo generó el rechazo de la oposición, sino también violentos enfrentamientos en manifestaciones de vecinos encabezadas por gremios locales. Al igual que Mestre, el gobernador peronista José Manuel de la Sota señaló que las subas se disponen para cubrir costos porque no cuentan con subsidios oficiales.

En paralelo, la tarifa básica en la ciudad de Rosario, que sí cuenta con subsidios, es de $ 3,25, mientras se aguarda un nuevo estudio de costos. En la ciudad de Santa Fe, también con subsidios, el boleto común es de $ 3,25 y con tarjeta especial, de $ 2,90, además de un boleto centro de $ 2,25 para un radio determinado.

Asimismo, el boleto mínimo en Jujuy -que ya se había incrementado en 2012- alcanzó en enero los $ 3, mientras un recorrido de 10 a 15 kilómetros en Santa Cruz tiene un costo básico de $ 4.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, autorizó el 28 de diciembre el aumento para la tarifa de servicio urbano de media distancia, con lo que los costos van de $ 1,60 o $ 2 para el viaje mínimo, con o sin SUBE, respectivamente. El área metropolitana de Buenos Aires, que comprende Capital Federal y el primer cordón del conurbano, tuvo tres aumentos de precios desde febrero de 2012 hasta hoy, pero con los subsidios que el Gobierno nacional aplica a los usuarios de la tarjeta SUBE, coordinada por el Banco Nación y la Presidencia, el costo mínimo del pasaje se ubica en $ 1,60, mientras quien no la posee paga $ 3 en monedas.

Dejá tu comentario