Quién es quién hasta la elección del nuevo papa

Edición Impresa

Ciudad del Vaticano - El Papa se marchó, pero no hay desgobierno, pese a que también dejaron sus cargos todos los jefes de los dicasterios (los 'ministerios') de la Curia Romana, como marcan las normas de la sede vacante. Las normas del derecho canónico y de la Constitución Apostólica "Universi dominici gregis", publicada por el papa Juan Pablo II el 22 de febrero de 1996, establecen tareas relevantes para el camarlengo, el penitenciario mayor, el cardenal vicario de la diócesis de Roma, el cardenal vicario de la Ciudad del Vaticano y el decano del Colegio Cardenalicio.

Camarlengo: tiene la tarea principal de presidir el puesto vacante. Actualmente, el camarlengo es el cardenal, de la orden de los obispos, Tarcisio Bertone, de 78 años, y hasta ayer también secretario de Estado. En caso de muerte, corresponde al camarlengo verificar que el fallecimiento del papa (lo llama tres veces) y le quita el anillo del pescador del dedo anular de la mano derecha.

Luego, al camarlengo se le confía la gestión de las cuestiones cotidianas de la Iglesia con la asistencia de cardenales, que forman la llamada "Congregación especial".

Pero las cuestiones más importantes deben ser tratadas con la asamblea general de los cardenales, denominada "Congregación general".

Decano del Colegio Cardenalicio (o colegio sacro): es elegido entre los cardenales de la orden de los obispos. En la actualidad, se trata del cardenal Angelo Sodano, de 85 años, exsecretario de Estado, quien tiene la responsabilidad de convocar al cónclave para elegir a un nuevo papa cuando el predecesor muere o renuncia al cargo. Se da la particularidad de que Sodano es señalado como gran rival de Bertone (ver aparte).

El decano preside el cónclave, a menos que no haya superado, como en este caso, los 80 años, límite dentro del cual se puede participar en la elección (el anterior fue Joseph Rat-zinger).

Las funciones de Sodano en el interior del cónclave serán asumidas por el cardenal Giovanni Battista Re, desde el momento en el que también el vicedecano, el cardenal Roger Etchegaray, superó también los límites de edad. Sodano celebrará de todos modos la misa "Pro Eligiendo Summo Pontifice", crucial, antes de que los cardenales se retiren a deliberar. Hoy, Sodano enviará las cartas formales convocando a las reuniones preparatorias del cónclave, que comenzarán el lunes.

Vicario del Papa por Roma: se trata del cardenal Agostino Vallini, cuyo cargo no caduca.

Vicario por el Vaticano: tampoco caduca y está a cargo del cardenal Angelo Comastri.

Auditor de la cámara apostólica: es consejero jurídico del cardenal camarlengo y que fue nombrado por Benedicto XVI hace quince días. Se trata de monseñor Giuseppe Sciacca, secretario general de la gobernación.

Este entramado funcionará hasta que el cónclave (del latín "cum clave": "bajo llave"), la reunión a puertas cerradas de 115 cardenales "electores", elija al nuevo sucesor de Pedro.

En 1970, el papa Pablo VI fijó en 80 años la edad límite para tener derecho a voto. Por último, entrará en funciones el último cardenal con una tarea específica en la transición.

Protodiácono: es el cardenal más veterano, actualmente el francés Jean-Louis Tauran, que anunciará al mundo "habemus papam".

Agencia ANSA

y Ámbito Financiero 

Dejá tu comentario