Renunció Tsipras para forzar otra elección y darse nueva legitimidad

Edición Impresa

Atenas - Grecia se encamina desde ayer a elecciones anticipadas por segunda vez este año, después de que el primer ministro, Alexis Tsipras, anunciara su dimisión y la justificara en la necesidad de que el pueblo legitime el tercer acuerdo de financiamiento pactado con los socios de la eurozona.

"Mi mandato del 25 de enero venció. Ahora el pueblo debe pronunciarse. Ustedes con su voto decidirán si negociamos bien o no", dijo Tsipras en un mensaje en la televisión pública.

El primer ministro indicó que es el turno de los ciudadanos de decidir mediante el voto "quién debe conducir a Grecia al camino difícil, pero con esperanza, que se abre", además de qué fuerza política "negociará mejor la reducción de la deuda".

Reconoció que esta cita con las urnas se produce ante la necesidad de legitimar un acuerdo que no cumple las promesas que su partido, el izquierdista Syriza, realizó antes de las elecciones del 25 de enero pasado.

"No conseguimos el resultado que esperábamos, tampoco nos trataron como esperábamos, pero, dada la situación, conseguimos lo mejor posible", aseguró, respondiendo a las críticas del ala izquierda de su alianza que lo considera casi un traidor por haber negociado un nuevo ajuste a pesar de haber convocado a un referendo en el que ese tipo de políticas recibió un fuerte revés en las urnas con el 62% de los votos.

Ese sector, aproximadamente un tercio de la agrupación, decidirá hoy cuál será su curso de acción, y algunos de sus miembros evalúan fundar su propio partido "antiajuste".

Analistas explican que el primer ministro, consciente del rechazo de muchos de sus aliados a sus decisiones recientes, pretende obtener un espaldarazo antes de que las disposiciones del nuevo ajuste comiencen a sentirse a nivel popular, de modo de ganar margen de acción. Asimismo, sacaría provecho de la dificultad de la izquierda disidente para reorganizarse en un breve plazo.

En ese sentido, Tsipras pidió ayer a los griegos "un mandato fuerte" para lograr "un Gobierno estable", en línea con "la sociedad que quiere reformas progresistas".

Tras anunciar su dimisión, se reunió con el presidente de la República, Prokopis Pavlópulos, para presentarle formalmente su renuncia e iniciar el proceso previsto por la Constitución.

Pavlópulos encargará ahora a Tsipras la formación de un nuevo Gobierno en un plazo de tres días, a lo que éste ya ha dicho que renunciará. Entonces, el jefe de Estado hará el mismo encargo al presidente del principal partido de la oposición, la conservadora Nueva Democracia, y, en caso de fracasar, al líder de la tercera fuerza, el neonazi Amanecer Dorado, Nikolaos Mijaloliakos.

"No se perfila la posibilidad de formar un Gobierno de amplio apoyo. Por eso, le pido nombrar, lo antes posible, un Gobierno de transición, presidido por uno de los presidentes de los tres tribunales supremos", dijo Tsipras a Pavlópulos.

El líder de Nueva Democracia, Vangelis Meimarakis, afirmó que su formación tratará de constituir un gabinete durante el mandato que se le otorgue, al igual que explorará "las posibilidades para la formación de un Gobierno después de las elecciones".

En caso de que las tres primeras fuerzas del Parlamento renunciaran a su mandato para formar Ejecutivo, los comicios podrían celebrarse el 20 de septiembre.

Hasta ahora Nueva Democracia había mostrado su rechazo a la celebración de elecciones, ya que las últimas encuestas le otorgan un claro segundo puesto frente a Syriza.

Sin embargo, una posible escisión de Syriza también complicaría a Tsipras para buscar una mayoría.

Un portavoz del presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, afirmó ayer que la celebración de elecciones anticipadas en Grecia puede servir para ampliar el apoyo al tercer rescate al país.

En tanto, el presidente del eurogrupo (el foro que reúne a los ministros de Finanzas de la zona del euro), Jeroen Dijsselbloem, afirmó que es "crucial" que Grecia mantenga los compromisos asumidos.

Agencias EFE, DPA y Reuters, y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario