“Todo Gobierno usó su mayoría cuando la tuvo; no es imponer”

Edición Impresa

Es un kirchnerista con estilo propio. Cree que tanto oficialismo como oposición están obligados al consenso y que el peronismo necesitará una interna que lo dinamice porque hoy ninguno de sus posibles candidatos -Néstor Kirchner incluido- podría derrotar al vicepresidente Julio Cobos. El riojano Jorge Yoma se acaba de reintegrar a la vida parlamentaria como diputado del oficialista Frente para la Victoria por su provincia, después de 4 años como embajador de la Argentina en México.

Periodista: Hasta ahora, el oficialismo en el Congreso se limitó a imponer su mayoría. ¿Cómo cree que será de ahora en adelante?

Jorge Yoma: Todo Gobierno usó su mayoría, cuando la tuvo, no es imponer. Ahora va a costar un poco más de trabajo y persuasión, para eso está el Parlamento. Pero esto no vale sólo para el oficialismo. La oposición tampoco puede imponer el número porque de acuerdo a nuestro sistema constitucional el Ejecutivo co-legisla. Para que las leyes salgan se necesitan los dos tercios o el voto de la presidencia. Estamos obligados al consenso.

P.: Se lo vio en actitud muy amigable con el radical Ricardo Gil Lavedra, que preside la Comisión de Justicia, de la que Ud. es vice. ¿No teme que eso enoje al Gobierno con su lógica amigo-enemigo?

J.Y.: No coincido con esa lógica, es un estilo de conducción diferente. Mi forma de ser es siempre la misma. Con Gil Lavedra hemos sido compañeros en muchos momentos. En su estudio hicimos la letra chica del Pacto de Olivos. Cuando él fue ministro de Justicia y en el Senado había mayoría peronista, lo ayudé a que salieran las leyes que quería la Alianza. Hay en la dinámica de la alternancia política, respetando las identidades partidarias, un trabajo común, propio del Parlamento. Cuando el peronismo es Gobierno, apoyo con absoluta autonomía política, si no estoy de acuerdo lo manifiesto, nunca tuve problema en hacerlo, ni con Menem, ni con Duhalde, ni con Kirchner, ni con Cristina. Con la misma convicción que con los anteriores presidentes peronistas, apoyo la gestión actual, pero con la misma autonomía política cuando no estoy de acuerdo lo digo.

P.: ¿Está de acuerdo con reformar el Consejo de la Magistratura?

J.Y.: Creo que es mucho más saludable desde el punto de vista institucional que la Corte Suprema presida el Consejo de la Magistratura. En su momento eso se reformó porque la conducción de la Corte de entonces no quería presidirlo. Pero si en el diseño Constitucional, ese organismo integra el Poder Judicial debe ser presidido por la cabeza de ese poder.

P.: ¿Se aprobará el Fondo del Bicentenario en el Congreso?

J.Y.: No sé. Sí creo que es muy sano para la economía argentina que demos garantías a los acreedores y salgamos del default, ahora que acumulamos reservas gracias a una correcta política cambiaria, fiscal, económica.

P.: ¿No es tardía esa preocupación por el default?

J.Y.: Estamos recién en la primera mitad del mandato de la Presidente. Tarde no es, porque cuando el país tiene reservas suficientes -casi 50 mil millones de dólares- como para dar sustento a la base monetaria y el uso de las reservas de libre disponibilidad no afecta aquello, es el momento oportuno. Cuando Menem asumió había 50 millones de pesos en el Central y hubo que recomponer las reservas y reformar la carta orgánica. Hoy veo a los mismos protagonistas del despilfarro como grandes defensores de la autonomía del Central. Son las paradojas de la política argentina, esperemos que hayan aprendido.

P.: Ud. ve una continuidad entre las gestiones peronistas, pero el discurso oficial es de ruptura y de cuestionamiento total a los 90.

J.Y.: La crítica a los 90 como el gran causante de los males de la Argentina no la comparto para nada ni tiene sustento en la realidad. Del Pacto de Olivos salió la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, la autonomía de los fiscales, el Consejo de la Magistratura, el cupo femenino. En los 90 se puso fin a 50 años de inflación. Pero eso no condiciona para nada mi pertenencia al peronismo y mi apoyo a la actual gestión porque creo que se están haciendo las cosas bien.

P.: ¿Sigue pensando que el liderazgo de Kirchner no está agotado?

J.Y.: No tengo dudas de que Kirchner es el que reúne hoy la mayor cantidad de voluntades de dirigentes y militantes del peronismo. Lo que sí creo es que con todos los candidatos que aparecen en el peronismo estamos en problemas porque hay otro que figura a la cabeza de las preferencias.

P.: ¿Se refiere a Julio Cobos?

J.Y.: Sí. Vamos a tener que trabajar mucho para que haya una buena movilización y un gran debate en el peronismo, con reglas de juego claras.

P.: ¿Habrá internas esta vez?

J.Y.: Creo que va a haber una muy buena interna, de un lado va a estar Kirchner, del otro, Carlos Reutemann, Duhalde o Francisco De Narváez. Se van a formar dos polos y un gran debate interno.

Entrevista de Claudia Peiró

Dejá tu comentario