31 de enero 2011 - 00:00

Un drama inmigratorio ganó en el Festival de Sundance

El drama «Like Crazy», sobre una pareja obligada a separarse por cuestiones migratorias, ganó el primer premio del Sundance, y uno especial del jurado para su actriz protagónica, Felicity Jones.
El drama «Like Crazy», sobre una pareja obligada a separarse por cuestiones migratorias, ganó el primer premio del Sundance, y uno especial del jurado para su actriz protagónica, Felicity Jones.
Park City - «Like Crazy» se convirtió el sábado en la gran sensación del Festival de Sundance (Park City, Utah) al obtener el premio del gran jurado al mejor drama estadounidense y conseguir un premio especial del jurado para su actriz protagonista, Felicity Jones.

El film, escrito y dirigido por Drake Doremus, cuenta la historia de una pareja (él estadounidense, ella británica) que afronta el reto de una relación a distancia después de que la joven tuviera que abandonar el país por su status migratorio. La película fue adquirida por Paramount Pictures al comienzo del festival por cuatro millones de dólares.

Ayer concluyó la 27a. edición de este certamen, fundado por Robert Redford en 1981, que exhibió un total de 118 películas y 81 cortos procedentes de 50 países.

El gran jurado valoró que la mejor película dramática extranjera fue la noruega «Happy, Happy», de Anne Sewitsky, acerca de una perfecta ama de casa, reprimida en el hogar, que trata por todos los medios de esconder su insaciable apetito sexual cuando descubre que los miembros de una familia muy atractiva se convierten en sus nuevos vecinos.

Los premios se dieron a conocer en una ceremonia, conducida por Tim Blake Nelson, y con Ray Liotta, Vera Farmiga y America Ferrara entre los presentadores, en la que los documentales «How to Die in Oregon» (Cómo morir en Oregon), de Peter Richardson, y «Hell and Back Again», de Danfung Dennis, se llevaron los premios del gran jurado para obras de EE.UU. y del extranjero, respectivamente.

«How to Die in Oregon» cuenta cómo en 1994 el estado de Oregón fue el primero en legalizar el suicidio asistido por médicos, y se adentra en las vidas de enfermos terminales que buscan morir con dignidad.

«Hell and Back Again» narra, a través de los ojos de un marine estadounidense, las vivencias y consecuencias personales infligidas por la guerra de Afganistán.

Los galardones de la audiencia fueron a parar a las películas «Circumstance», escrita y dirigida por Maryam Keshavarz, y la producción entre Ruanda y EE.UU. «Kinyarwanda», escrita y dirigida por Alrick Brown, mientras que los documentales galardonados en ese campo fueron «Buck», de Cindy Meehl, y «Senna», de Asif Kapadia.

Los directores premiados por sus trabajos dramáticos son Sean Durkin, por «Martha Marcy May Marlene», y Paddy Considine por «Tyrannosaur», mientras que los realizadores distinguidos por sus documentales fueron Jon Foy, por «Resurrect Dead: The Mystery of the Toynbee Tiles», y James Marsh, por «Project Nim».

«Hace unas pocas semanas trabajaba limpiando casas mientras trataba de hacer mi primera película», dijo Foy. «¿Quién sabe qué puede ocurrir en esta vida?», añadió.

Además, Olivia Colman y Peter Mullan recibieron sendas estatuillas del gran jurado por sus interpretaciones en «Tyrannosaur».

«El éxito en Sundance se puede medir en términos de asistencia y de compras, pero finalmente se trata de las películas en sí mismas. ¿Fueron bien recibidas? ¿Llegaron a la audiencia lo suficiente como para tener vida más allá de estos 10 días? Y este año la respuesta es un poderoso sí», afirmó John Cooper, director del festival.

Agencia EFE

Dejá tu comentario