Una nueva derrota del hockey masculino

Edición Impresa

El seleccionado argentino masculino de hockey sobre césped sumó una nueva derrota al caer ante Pakistán por 2 a 0, en un partido de la segunda fecha del Grupo A que se jugó en el Riverbank Arena.

Los goles del equipo pakistaní, máximo campeón mundial con cuatro títulos en 1971, 1978, 1982 y 1994, los señalaron Muhammad Imran, a los 30 minutos del primer tiempo, y Sohail Abbas, a los 8m del segundo, ambos mediante corner cortos.

Argentina, de esta manera, no logró revertir la imagen después de la derrota en el debut del lunes pasado ante Gran Bretaña, cuarto en el ranking mundial, campeón europeo 2009 y bronce el año pasado, por 4 a 1.

Argentina trató de neutralizar la potencia de Pakistán y en ese intento defendió demasiado, sin generar ninguna situación de gol, por eso cuando Pakistán abrió el marcador en un corner corto perdió casi todas las posibilidades, para colmo a los 8 del segundo tiempo Pakistán logró el segundo en otro corner corto y lo dejó sin chances.

El equipo que dirige Pablo Lombi, noveno en el ranking mundial y séptimo en el último certamen ecuménico, jugará contra Australia (el 3 de agosto, a las 4.30), España (el 5 de agosto, a las 17.15) y Sudáfrica (el 7 de agosto, a las 9.45).





ARGENTINA 0 - pakistán 2

Argentina: Juan Manuel Vivaldi; Pedro Ibarra, Gonzalo Peillat, Manuel Brunet y Juan Martín López; Matías Vila (C), Lucas Rey y Lucas Cammareri; Lucas Rossi, Facundo Callioni y Lucas Vila.

DT: Pablo Lombi. Ingresaron: Matías Paredes, Santiago Montelli, Rodrigo Vila, Agustín Mazzilli e Ignacio Bergner.

Pakistán: Imran Shah; Muhammad Irfan y Sohail Abbas (C); Muhammad Rizwan Junior, Fareed Ahmed, Waseem Ahmad y Rashid Mehmood; Muhammad Rizwan Senior, Muhammad Waqas, Abdul Haseem Khan y Shafqat Rasool. Ingresaron: Muhammad Tousiq, Shakee Abbasi, Muhammad Umar Bhutta, Rehan Butt y Muhammad Imran.

Goles: Muhammad Imran (30m. PT) y Sohail Abbas (8m. ST).

Arbitros: John Wright (Sudáfrica) y Marcin Grochal (Polonia).

Estadio: Riverbank Arena, de Londres.

Dejá tu comentario