Wall Street bajó pese a buen dato

Edición Impresa

Nueva York - A pesar del buen dato de empleo en EE.UU., ayer Wall Street vio caer tanto al Dow Jones (-0,26%) como al S&P 500 (-0,55%) tras el fuerte rebote de las últimas dos sesiones. Mientras el mercado tecnológico NASDAQ finalizó con una leve suba del 0,04%.

El sector financiero cayó el 1,3% promedio, debido a que los grandes prestamistas como Bank of America (bajó el 0,3%), JP Morgan (-0,5%) o Wells Fargo (-2%) podrían verse obligados a recomprar u$s 10.000 millones en hipotecas problemáticas de las aseguradoras o entidades hipotecarias que habían asumido el riesgo, según informó Market Watch. Además, S&P puso el rating sobre MetLife (-4,2%) bajo revisión por un posible recorte después de que la aseguradora anunciase que negocia la posible adquisición de la unidad Alico de AIG (-0,5%). Por último, PNC Financial (-1,7%) emitió u$s 3.000 millones en acciones para ayudar a financiar la compra de u$s 7.600 millones de acciones preferentes en manos del Tesoro. Los analistas de RBC Capital han elevado el banco a fuerte compra gracias a su salida del programa TARP.

Para el mercado, las ventas registradas ayer en el S&P 500 fueron momentáneas, tan sólo una lógica toma de ganancias.

No obstante, Mohamed El-Erian, el CEO de Pimco, tomó una postura mucho más bajista sobre la renta variable: «Veo un gap entre las expectativas del consenso y la realidad económica y política, especialmente en EE.UU. Si no se construye un puente sobre este gap con la validación de las expectativas más optimistas, los inversores podrían descubrir que las ventas en la renta variable durante enero a nivel global sólo fueron precursoras de un año decepcionante para muchos tipos de activos, acciones incluidas».

El informe de empleo del sector privado, elaborado por ADP, mostró ayer una pérdida de 22.000 puestos en enero, frente a los 30.000 que esperaba el consenso. Es la menor destrucción de empleo de los últimos dos años, aunque muchos inversores están a la espera de la publicación de mañana de los datos «oficiales» del Gobierno.

Por su parte, el índice ISM del sector de servicios salió peor de lo esperado en el 50,5%. Los analistas anticipaban un 51%. Como factor positivo, este sector representa aproximadamente un 90% de la economía y se sitúa en su nivel más alto desde 2008.

Entre los componentes del Dow Jones de otros sectores, los analistas de Goldman Sachs mejoraron la recomendación sobre McDonalds (+1,8%) porque esperan un crecimiento de beneficios durante 2010 mayor que lo previsto por el consenso.

Dejá tu comentario