"El juego del miedo 4"

Espectáculos

«El juego del miedo 4» (Saw 4, EE.UU., 2007, habl. en inglés). Dir.: D.L. Bousman. Int.: T. Bell, C. Mandylor, S. Patterson, B. Russell, L. Bent, A. Karkanis

Las tres primeras películas de esta saga describían todo tipo de delirios sádicos diseñados por un psicápata contrariado por los ingratos que no aprecian la vida en su justa medida.

En el film anterior, el villano Tobin Bell murió, por lo que esta cuarta parte comienza con su autopsia. Desde la mesa del forense, el muerto se las ingenia para seguir jorobando: dentro de su estómago hay un tape que asegura que el juego recién empieza.

Luego, por supuesto, un valiente sobreviviente de la parte 3 se ve envuelto en los laberintos sangrientos de siempre, sólo que ahora las guarradas gore están interrumpidas por flashbacks biográficos del villano estelar. Por más incoherentes que sean, permiten que Tobin Bell exhiba su talento de manera más franca que antes. Lamentablemente, la historia previa del monstruo sádico no está escrita por el autor de la saga original, y en verdad no es ni muy interesante, ni tampoco está insertada con demasiada habilidad entre las torturas de rigor, que a veces quedan medio colgadas entre flashbacks. Las subtramas con films anteriores se mezclan como si algún espectador estuviera atento a alguna sutileza argumental, esfuerzo que resta acción, truculenta y ritmo narrativo, a pesar del montaje frenético, a veces un poco molesto, que vendría a ser el sello del director Bousman, condenado a filmar eternamente lo mismo.

En todo caso, no tiene sentido analizar mucho más esta secuela; al menos este «Juego del miedo 4» no es tan mala como sus equivalentes en las sagas de Jason y Michael Myers, aunque no podría competir con la cuarta Pesadilla de Freddy Krueger.

D.C.

Dejá tu comentario