Deuda: Argentina presenta la próxima semana la nueva oferta ante la SEC

Finanzas

El Gobierno formalizará su propuesta de canje de los títulos de la deuda externa a una paridad del orden de los 53 dólares por cada lámina de 100 (con una tasa de salida de 10%) e intentará obtener la mayor adhesión posible de los bonistas.

“A comienzos de la semana próxima el Gobierno presentará su nueva oferta ante la SEC (Security and Exchange Commission, la Comisión de Valores de los Estados Unidos)”, señaló una fuente del Ministerio de Economía a Ámbito.

De esta forma, las autoridades argentinas formalizarán su propuesta de canje de los títulos de la deuda externa a una paridad del orden de los 53 dólares por cada lámina de 100 (con una tasa de salida de 10%) e intentarán obtener la mayor adhesión posible de los bonistas. La iniciativa es rechazada por dos de los tres clubes que agrupan a los fondos de inversión acreedores del país.

La última versión de la oferta argentina se ubica unos 13 dólares por encima de los 40 que propuso el ministro Martín Guzmán en marzo pasado. Esta mejora se logró, según señalan en fuentes oficiales, mediante una reducción en la quita de capital a 3%, el pago de cupones a partir de 2021 y el reconocimiento de los intereses devengados desde el 31 de julio de 2020 para los acreedores que acepten la oferta sin demoras.

En el terreno jurídico, se mantendrán los derechos adquiridos de los bonos canjeados en 2005, pero sólo para los tenedores de estos títulos.

Ganancias

Con esta mejora para los acreedores, el Gobierno apuesta a lograr la adhesión de los bonistas, particularmente de los inversores que compraron títulos de la deuda argentina en los valores deprimidos que se registraron tras la derrota de Mauricio Macri en las PASO. En ese momento los papeles se derrumbaron hasta valores inferiores a 30 dólares, de donde la nueva oferta argentina supondría elevadas ganancias para estos inversores.

La nueva oferta argentina se encuentra muy cerca de las aspiraciones de uno de los clubes de acreedores, el Comité de Acreedores de la Argentina (ACC en su sigla en inglés). Este grupo hizo llegar una contrapropuesta del orden de los 54,5 dólares.

Mayores son las aspiraciones de los otros dos grupos de bonistas, Ad Hoc y Exchange que exigen paridades a partir de los 57 dólares. Las diferencias no son sólo económicas, en medios de estos grupos se acusa al gobierno de “no haber actuado de buena fe” al intentar aislarlos en las negociaciones.

El problema es que en conjunto, al menos según declaran, estos dos grupos tendrían más de 20.000 millones de la deuda argentina, sobre el total de 66.000 que se intenta refinanciar. Es decir una cantidad suficiente como para entorpecer la posibilidad del canje, particularmente en los bonos emitidos en el año 2005, cuyas cláusulas son más exigentes a la hora de reformular la deuda que los lanzados en 2016.

Mientras la expectativa oficial sería lograr una importante adhesión a partir de su oferta mejorada –más de 50%- en medios del mercado se descree esta posibilidad y se especula con la posibilidad de un largo proceso de negociación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario