25 de junio 2024 - 11:21

El valor del dólar: cuáles son las proyecciones del mercado

El mercado comienza a percibir tensiones en varios frentes de la gestión económica, que van desde las tensiones cambiarias a las exigencias del FMI, pasando por la imposibilidad de seguir reduciendo gastos en el marco de una actividad económica que no para de caer.

La debilidad de reservas de la autoridad monetaria genera inquietud en el mercado.

La debilidad de reservas de la autoridad monetaria genera inquietud en el mercado.

Depositphotos

El dólar blue quiebra un nuevo récord en el arranque de la semana y trepó $65 en dos días ($35 este martes). Así, se ubicó en los $1.365 para la venta y la brecha roza el 47% luego de semanas marcadas por el debate de la ley Bases y el paquete fiscal, así como por el pedido de aceleración de la devaluación del dólar oficial a un ritmo mayor al 2% mensual por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Y es que el mercado ya comienza a percibir tensiones en varios frentes que van desde las presiones cambiarias a las exigencias del FMI, pasando por la imposibilidad de seguir reduciendo gastos en el marco de una actividad económica que no para de caer.

Tal como explica Leo Anzalone, director del Centro de Estudios Políticos y Económicos (CEPEC) a Ámbito, existen factores tanto estacionales como políticos que presionan a todos los tipos de cambio al alza, tanto a los financieros como al dólar blue. Según indica, "la percepción general es que el dólar está barato, que la inflación fue mucho más alta que la tendencia de los tipos de cambio, entonces se percibe barato".

Aguinaldo y dólar

Y es que cuando Anzalone menciona factores estacionales, por ejemplo, se refiere a que por esta época "hay argentinos que empiezan a cobrar su aguinaldo y al percibir que el dólar está barato", van y compran dólar. Algo histórico que ocurrió siempre en Argentina, también como sucede con las vacaciones de invierno.

Respecto a los factores políticos, Anzalone asegura que hay una suerte de bola de nieve cargada de incertidumbre, "no solamente por lo que vaya a ocurrir con la ley Bases y el paquete fiscal en la Cámara de Diputados, sino que empieza a haber algunas diferencias respecto al rumbo económico en el mediano plazo".

"Puntualmente, creo que el mercado está demandando algún sendero que tenga que ver con qué va a pasar con el cepo, con las restricciones cambiarias, porque hasta ahí, qué va a pasar con las restricciones cambiarias, si se va a salir del cepo o no se va a salir, de qué forma se va a salir", advierte el economista.

Para Martín Mazza, Director de MM Investments, el reciente aumento del blue "se debe principalmente a la cobertura por la semana corta de feriados y a la mayor demanda al reabrir operaciones". Para el experto, existe un "atraso relativo del precio del dólar en comparación con la inflación", mientras que "las tasas de interés reales negativas fomentan una dolarización".

¿Tipo de cambio atrasado?

El Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCI), tiene una mirada similar al respecto al señalar que si a la inflación no le va bien y no cumple los objetivos de reducción, "bajo este esquema de devaluación mensual fijo al 2%, las dudas sobre la competitividad del tipo de cambio serán cada vez mayores", indica.

"Hasta tanto, la inflación mensual no equipararé la tasa de devaluación, la moneda continúa apreciándose, tal como se observa en el índice de tipo de cambio real multilateral", agrega.

Pero el panorama no es alentador, incluso reconociendo la necesidad de re-sincerar el valor del dólar, con todas las consecuencias que ello implica, y sobre la que vienen mostrando resistencias desde el equipo económico. En síntesis, el éxito de la política fiscal, que garantizaría el éxito en la baja de la inflación, es, en consecuencia, el éxito del esquema cambiario pautado. "¿Qué sucedería si alguno de estos engranajes no encaja?", se pregunta ISEPCI.

En ese contexto, también presiona la menor liquidación de divisas por parte del campo, que no le permite al BCRA sumar los dólares que necesita. Dentro de los motivos para no agilizar las ventas, según dijo el economista Federico Zirulnik, está la promesa de Javier Milei de una posible eliminación de las retenciones al sector.

Al respecto, el economista Pablo Ferrari comparte con Ámbito que, el FMI está presionando para una devaluación debido a que la del pasado de diciembre fue quedando cubierta con la inflación y lo está presionando para junio en torno a $1.150. ¿Qué quiere decir esto? Que tendría que meter el acelerador el Gobierno, cosa que no está dispuesto a hacer razonablemente, "porque se dispararía la inflación" comenta.

Dólar MEP y CCL

El Gobierno insiste en que va a mantener el "crawling peg" en el 2%, por lo menos hasta renegociar un nuevo acuerdo con el FMI. "Persisten los comentarios sobre el supuesto atraso cambiario, finalización del dólar "blend" (liquidación del 80% en el mercado oficial, y 20% en el financiero), a pesar de que todo esto fue desmentido oficialmente. La inquietud se mantiene y en un mercado chico como el blue, cualquier cambio de tendencia impacta en los precios. Se ve menor oferta y mayor demanda", analiza Gustavo Quintana.

“Si bien la tasa fija de crawl -actualmente en 2% mensual- ayudó a anclar la inflación luego de la gran devaluación, las autoridades ajustarán la política cambiaria con el tiempo para moverse de manera más flexible, con el fin de reflejar mejor los fundamentos y salvaguardar una mejora en la cobertura de reservas”, señalaron los técnicos del organismo en el informe de la octava revisión del programa de facilidades extendidas.

dolar blue suba inversiones finanzas vivo.jpg
Las proyecciones del mercado para el dólar blue en la recta final de junio.

Las proyecciones del mercado para el dólar blue en la recta final de junio.

En ese contexto, también presiona la menor liquidación de divisas por parte del campo, que no le permite al BCRA sumar los dólares que necesita. Dentro de los motivos para no agilizar las ventas, según dijo el economista Federico Zirulnik, está la promesa de Javier Milei de una posible eliminación de las retenciones al sector.

En ese sentido, el economista Federico Glustein comenta, por su parte, que en algunos sectores ya se comenzó a percibir y, en medio de la crisis económica, "el sobrante de fondos, que no va a pagar gastos, y se dirige a ahorros", lo cual genera mayor demanda en este mercado tan acotado.

En ese marco, la debilidad de reservas de la autoridad monetaria genera inquietud en el mercado, y con ello, una mayor presión sobre las cotizaciones paralelas, indica Glustein.

Dolares campo soja agrodolares.jpg
En Chicago, siguió este jueves el retroceso en las cotizaciones de los precios agrícolas.

En Chicago, siguió este jueves el retroceso en las cotizaciones de los precios agrícolas.

En su blog, el exministro de Economía Domingo Cavallo, ofrece la receta para evitar que "un aumento de la brecha entre el tipo de cambio CCL y el nuevo tipo de cambio oficial sería la tasa de interés de los depósitos bancarios y bonos del Tesoro en pesos que, como ya se ha anunciado, dejaría de ser negativa en términos reales".

Dicha herramienta, agrega, además podría ayudar que se liberara totalmente el movimiento de capitales a través de un mercado libre "que reemplazaría al CCL y al denominado dólar Bolsa y que se permitiera la intermediación financiera en dólares en las mismas condiciones" que en pesos. También ayudará a cotar la brecha, el blanqueo de capitales (tax holiday) contemplado en la ley Bases próxima a sancionarse, sostiene.

"Para avanzar hacia la unificación del tipo de cambio oficial y un dólar libre, se debería manejar el ritmo del crawl con que se ajusta hoy y la tasa de interés, de tal forma que la brecha tienda a cerrarse. A partir del encuentro de los dos tipos de cambios, el sistema monetario comenzaría a funcionar como competencia de monedas y flotación administrada del tipo de cambio, imitando al sistema monetario que ha funcionado muy bien en Perú", analiza el exministro de Economía.

La proyección es al alza

El analista financiero, Christian Buteler, comenta en charla con este medio que "la proyección es al alza". Sin embargo, agrega que ponerle un valor es imposible, "pero claramente en esta segunda parte del año el dólar ya empezó a recuperar parte de lo que perdió en los primeros meses",

En línea con otros pronósticos, sostiene que, en la primera parte del año, la inflación superó con creces el movimiento de los dólares financieros. Pero anticipa que, ahora, eso se va a dar vuelta. "Va a recortar esa diferencia que se generó al principio", agrega Buteler.

Federico Vaccarezza, Magíster en Relaciones Comerciales Internacionales UNTREF, concluye que la apreciación del tipo de cambio con altas tasas de interés en pesos aplicadas que venimos viendo desde la última devaluación "es una estrategia clásica en Argentina utilizada para atraer capitales externos que busquen obtener buenas ganancias en moneda local", para después pasarlos a dólares y sacarlos de la plaza.

Analiza Vaccarezza que como el mercado, o sea los inversores, bancos y grandes empresas, "aunque tienen simpatía por el discurso del Gobierno, no confían en su capacidad para alcanzar la estabilidad macroeconómica ni en la sustentabilidad política y social en el mediano plazo", no están dispuestos a invertir capitales para cubrir las necesidades de la Gestión Milei. "El riesgo es muy alto. Por lo tanto, el Gobierno depende forzosamente de los dólares de las que generan las grandes empresas exportadoras de granos", indica.

Interrogantes sobre el dólar

Esto abre tres interrogantes respecto de dónde puede sacar los dólares para mantener estable el tipo de cambio: "¿Quién le puede prestar plata al Gobierno?; ¿Habría la posibilidad de fijar un dólar diferencial como el Gobierno anterior? O ¿habría devaluación del peso?", se pregunta Vaccarezza.

Sin embargo, esa estrategia pragmática del dólar diferencial, "no cuadraría muy bien con la mirada ideológica del Gobierno de ajuste y motosierra", sostiene el economista. Y señala que, si bien al mercado le perecería bien, para el Gobierno sería una posición un tanto incómoda.

La última opción es la devaluación, pero, con la caída de la actividad económica, los precios de los bienes en Argentina por las nubes, una dinámica de precios que se mantiene acelerada a pesar de la caída, una pobreza que ya supera el 50% de los argentinos, un desempleo al alza y una recesión autogenerada. "La devaluación podría hacer caer aún más la imagen del gobierno en términos reales", dice Vaccarezza.

Dejá tu comentario

Te puede interesar