Según el Conicet, el aceite de cannabis puede ayudar a reconstruir órganos

Información General

El organismo desarrolló una biotinta que contiene aceite de cannabis para restaurar tejidos y órganos dañados. Se trata de un proyecto realizado junto con la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA (FFyB).

La ciencia argentina recibió una nueva novedad la semana pasada: científicos de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA (FFyB) y el Conicet desarrollaron una biotinta de aceite de cannabis que permite reconstruir tejidos y que surge como necesidad de encontrar nuevas herramientas para restaurar órganos dañados.

"La biotinta que desarrollamos consiste en la combinación de gelatina, que es colágeno hidrolizado, junto con alginato de sodio, el cual está presente en la pared celular de las algas. Esta combinación nos permitió desarrollar una biotinta con la cual podemos imprimir estructuras que diseñamos previamente en nuestras computadoras", contó Martín Desimone, miembro del Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco (Iquimefa) de la FFyB y el Conicet.

El resultado del aceite de cannabis como herramienta para reconstruir órganos fue publicado en revista Polymers sobre "Aplicaciones Biomédicas del Hidrogel Inteligente". De esta forma se podrá mejorar la cicatrización de heridas críticas y proporcionar todos los recursos para la generación de un nuevo tejido sano.

Según el investigador Desimone, el material que resultó de las investigaciones del Conicet es "biocompatible y con una gran capacidad de absorber principios activos".

ACEITE DE CANNABIS GARRAHAN 1200.jpg
El estudio mostró respuestas positivas en el 80% de los pacientes a los que se le administró aceite de cannabis.

El estudio mostró respuestas positivas en el 80% de los pacientes a los que se le administró aceite de cannabis.

¿Por qué el cannabis puede reconstruir órganos?

"Estos soportes fueron utilizados para absorber aceite de cannabis y es aquí donde la pregunta sería ¿por qué elegimos al cannabis sativa para este desarrollo? Y la respuesta está basada en que divisamos dos grandes razones. La primera es que es ampliamente conocido que los cannabinoides pueden presentar actividad antiinflamatoria, analgésica, antioxidante, antiemética, ansiolítica, inmunomoduladora, neuroprotectora, antibacterial o sedativa", explicó Desimone.

Como segunda razón, desde el Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco (Iquimefa) de la FFyB argumentan que los aceites contienen otras moléculas como terpenos y flavonoides, las cuales presentan una "sinergia medicinal".

El equipo de Desimone, además, considera que los productos y herramientas que derivan del cannabis cuentan con gran potencial. "Veremos en el corto o mediano plazo muchos productos con derivados de cannabis", explicó el investigador a Télam.

Dejá tu comentario